Todos tienen su propio Everest

Karl Egloff es un suizo-ecuatoriano que se declara hoy principalmente un montañista y famoso por sus «speed climbing» y para llegar a ello pasó por varios deportes, de padres suizos y nacido en Ecuador ha logrado unir lo mejor de 2 mundos o lo que es lo mismo una cruza de cabra con una llama.

 ¿Cómo un futbolista llega a ser un montañista y trail runner?

Verás, la historia es simple, nosotros crecemos en un continente loco por el fútbol, vivimos en un lugar en el cual cuando no eres futbolista llegan los padres a preocuparse y los profesores le dicen a los padres que sus hijos tienen un problema social cuando no juegas fútbol, en mi caso era de los que salían en los recreos a jugar y tenía esa capacidad de correr como loco desde muy temprana edad y se debe a lo que mi padre me llevaba a la montaña todo el tiempo (desde los 8 a los 15 años) y pues a esa edad para mí el fútbol era todo, mi padre me quería llevar a la montaña y para mí era una pérdida de tiempo total, no encontraba la razón de por qué lo hacíamos… Luego, a los 15 años de edad, pierdo a mi madre y me mandan a Suiza a vivir y al rato que llego a Suiza me di cuenta de que el fútbol no era todo, había muchos más deportes que me llamaban la atención, uno de ellos era el hockey y también apareció el ski, el snowboard, entonces me prendí en la onda de los jóvenes donde todavía no te identificas bien quién eres, ni por qué estás participando de todo esto… Y me pongo de cabeza 8 años en el fútbol, jugué en ligas inferiores y luego mayores, me probé en 2 equipos profesionales en Suiza que han jugado la Champions League

 ¿En qué puesto?

Yo siempre fui volante derecho, mi misión era cansar al rival, hasta que los saquen agotados!

Luego a los 26 años al regresar a vivir a Quito (Ecuador), me fui a jugar fútbol con amigos y uno de estos me dice que tengo una capacidad brutal para este deporte, me dice que me vaya a probar profesionalmente y me probé, en el Deportivo Quito y en este club me dicen que «estoy viejo», «con 26 años estás viejo», si quieres jugar profesionalmente, tendrías que entrar de titular sino olvídalo, me dijeron que tendría que adaptarme al fútbol latinoamericano, que el fútbol europeo es mucho de pressing, de contra-pressing, de todo eso y entonces me bajaron del fútbol, anímicamente para mí fue una razón de darme un medio año de no fútbol y me metí a la bici.

Comencé con la bici no con el afán de competir, y de inmediato me di cuenta de por qué no me había metido antes, la bici era una pasión brutal.

 ¿Directo a la MTB?

Sí, porque era mi medio de transporte, yo tenía una bicicleta básica de 500 dólares y me invitan a correr una carrera que es famosisima de MTB en Ecuador y al rato que yo parto en esta carrera me ubico primero y empiezo a liderar este tema y atrás mío había gente que era famosa en esto y yo ni idea… Para mí simplemente era una carrera y mi compañero me gritaba «pero córtala Karl, córtala, te vas a morir» y yo no me moría, entonces yo dije «chuta me fue bien y mi compañero murió» y terminamos décimos de 350 competidores y luego de terminar la carrera me di cuenta de que puedo mas y en ese mismo momento viene un señor, en mi primera carrera, y me dice «Karl te auspicio» y yo no lo podía creer, le digo «¿qué me vas a dar?», me dice «te regalo una bicicleta, uniformes, lo que sea» y en ese momento comenzó la bici y yo todavía no lo tomaba en serio, sin proponérmelo salía top 10 y luego de eso comenzó la ambición, me dije quiero ganarlo todo y un año después gané 21 medallas de oro de 23 carreras, estaba hecho una máquina, me empezó a gustar.

 ¿Tenias un plan de entrenamiento?

No, era una cuestión natural, me faltaba la técnica, me ganaban en las partes difíciles, pero yo subía como un loco porque tenía en esas épocas mucha montaña, guiaba mucho (lo mismo que me pasa ahora), tengo tantas horas en la montaña que me ayuda como aclimatación… La bici comenzó a tomarse cada vez más serio a tal punto que yo no quería trabajar, quería dedicarme netamente a la bici y como tú sabes vivimos en un continente muy conservador, me decían «por Dios, el día de mañana te lesionas y no eres nadie en esta vida», no es como en Europa que te ayuda el estado, la federación, las marcas… En Ecuador no es así, finalmente estuve 8 año compitiendo en el ciclismo…

 ¿Montañista o trail runner?

Creo que más montañista, ¿por qué?, porque vengo de una familia de montañistas, con mi padre desde mi primer uso de razón hablábamos de rutas, me acuerdo que con 5 años, yo le preguntaba a mi papá cómo se siente caminar en la nieve, usar cuerdas, etc. y buscaba un poco la razón de porqué lo hacia y a esa edad mi papá en vez de incentivarme me frenaba, me decía «teme, vas a morir en la montaña, esperemos hasta que tengas 15 años, hasta que estés desarrollado completamente, pulmonarmente, aeróbicamente».

Cuando estaba entre los mejores ciclistas del mundo, mis entrenadores me decían cero montaña, el entrenamiento debe ser de cámaras hiperbáricas, trabajo específico y todo eso… Y yo me iba en secreto a la montaña, al regreso me preguntaban si había hecho el entrenamiento y yo les decía «sí, sí, todo bien». Entonces me di cuenta que se podía innovar, y comencé a traer a mis propios pupilos.

Los entrenadores aparecen luego que me sobreentrené de una manera muy fuerte que me dio un «surmenage deportivo», terminé hospitalizado unos días y el doctor me dijo que alguien me tenía que guiar. Cuando yo estaba en ese estado me convencía que estaba todo bien, pero no era así, llegué a un punto en que comencé a tener escalofríos y el doctor me dice que si sigo así me muero. Desde entonces uno de mis sueños es escribir un libro sobre entrenamiento en altura, pues he experimentado mucho en esto con los años.

 ¿A proposito de eso, te declaras montañista, que opinas de esta revalidad que existiria entre los montañistas y los trailrunners? con el tema del no respeto del corredor con la montaña?

Yo opino de una manera muy sensata, pues mi padre era montañista y tradicionalista, cuando yo llego a la casa en el 2012 y le cuento lleno de orgullo que había roto el récord mundial del Cotopaxi (5.897 msnm) y mi padre me dice «eres un pendejo» pero «¿por qué?» le digo, me dice, «eres un imbécil», me dice «tú, la gente te sigue porque eres un deportista, porque corres en la montaña? ¡Nos dañas todo! Explícame el porqué»… Yo le dije que no le falto el respeto a la montaña, sino que yo pruebo mis propios límites y tengo el mismo respeto al cruzar la grieta, el mismo respeto al uso del material, mismo respeto de la hidratación, comida… Yo sé que en un speed record te olvidas algo y te mueres, entonces mi padre comenzó a entender un poco que hay un cambio de generación, no obstante, cada uno tiene su Everest, ¿qué significa esto? Que gente que nunca ha estado en la montaña, no podemos hablar de correr en la montaña con ellas, por que estamos saltándonos un paso fundamental de la enseñanza en la montaña. Tal vez ahora las personas están con más conocimiento, pero tampoco quiero que le vean a un 6 mil como un patio de jardín.

Es importante concientizar el Everest de cada uno, cada uno tiene sus límites, cada uno tiene sus tiempos para entrenar, cada uno tiene sus limitaciones físicas, sus edades, todo y ante eso hay que estar conciente de que se requiere preparación para eso. Cuando tú hablas de récord o cosas por el estilo no es el mejor ejemplo para la gente, pero a la vez es la motivación para que la gente se anime a conocer la montaña, de que puede. A modo de ejemplo me paso en una rueda de prensa yo dije que en el Kilimanjaro mi secreto fue el Red Bull y simplemente es una bebida milagrosa en esa altura, y claro yo nombré la marca y la gente dijo «pero eso no se debe», «es doping», etc… Y finamente yo la bebía porque era una bebida que me servía en ese momento. Luego mi deportólogo me decía tomándose de los pelos, que no nombrará una marca, pues uno les intenta decir a los deportistas que tomen aguitas de cedrón, de esto, de lo otro, de no se qué…

 ¿Te atreves a hacer una distinción entre un corredor más ligado a los Alpes y otro más de los Andes? ¿Existe un perfil de corredor sudamericano?

Yo creo que en el perfil del europeo influye que lleva más tiempo en este deporte, tiene una cultura más de esto, allá te levantas y vas al kiosko y vas por tu revista de trail running, mientras que nosotros no accedemos a eso, puede ser que tú vengas de una familia que corrió toda la vida y en nuestro caso recién estamos corriendo en el cerro, pero en lo que es claro por este lado es que tenemos una mejor geografía para esto.

Yo no hubiese pensado ir a romper el récord de Lilian al Kilimanjaro con todo lo que implica su logística, por los años luz en equipo, asesorías, soporte, etc… Tenemos una excelente geografía, sea en Chile, en Ecuador, Perú… Tenemos montañas más altas, tenemos refugios de altura más preparados, tenemos algo que ellos no tienen, la facilidad de aproximarnos a los 5 mil metros tan fácilmente. Claro, nos llevan en experiencia, nos llevan en entrenamiento, pero yo creo que de acá a 30 años tendremos mejores corredores que en Europa.

 ¿Cuál crees que es la edad para comenzar a practicar trail running? Los jóvenes están corriendo 5k, 10k en calle, ¿existiría una edad ideal para comenzar en el cerro?

Yo pienso que lo mejor es empezar por las caminatas en la montaña, primero a tenerle respeto a la montaña, sino, nos saltamos un paso fundamental que es el tradicionalismo. Ir abrigados, ver que es un clima que nos puede hacer daño, ver la deshidratación, la comida, las pausas, el terreno. Creo que es importante que como padres comencemos a sacar a los hijos a la montaña. La edad es relativa yo empecé a correr a los 32 años en la montaña, otros tendrán la suerte de comenzar a los 12, pero a los 20 ya no querrá saber nada más de eso, entonces la edad sería relativa… Hace 2 años corrí un mundial de ciclismo y los otros competidores me veían como abuelito, el resto de los competidores tenían 21, 20 años.

 ¿Qué se viene para los próximos años?

Yo creo que estoy en un back to the rute, creo que el ciclismo es una transición que me conectó con la naturaleza y me regaló todo lo que el fútbol no me dio, el fútbol me dio mucha desilusión, gente que me decía estas muy viejo, sabes que estudia, el fútbol esto, lo otro… Y la bici me dio todo lo demás, el deporte era sacrificio, era entrenamiento y ahora estoy volviendo a un speed climbing que revoluciona un país tan tradicionalista que años atrás solo subían los gringos a la montaña, nosotros los ecuatorianos veíamos que uno subía a la montaña y decíamos «este es gringo», ahora eso esta cambiando, actualmente tengo 300 a 400 personas al mes que están subiendo a la montaña, todos locales.

 La capacidad mental es algo que siempre se dice importante para los corredores de largas distancias, ¿cómo lo ves tú?

Hay deportes que tienen la misma capacidad respiratoria, pulmonar, cardíaca, yo obviamente a mis 33 años no me dedico a correr media hora a morir que es algo para lo que ya estoy viejo, por eso lo cambio en ultra resistencia, necesitas mucha capacidad mental de aguantar un ritmo por mucho tiempo, aguantar la comida, etc…

 ¿Como entrenas eso?

Te vas a reír mucho, como estoy mucho con turistas, a veces entreno eso con ellos, me voy 10 horas sin comida y los pobres me ofrecen y yo me niego, les digo estoy bien gracias… O me subo sin guantes al Cotopaxi a veces con -20 grados y la gente me dice pero estoy demente, yo les digo no, es entrenamiento mental, yo hago mucho esas cosas.

 En los otros ámbitos, ¿te entrenas especificamente?

Por ejemplo Kilian tiene un sinnúmero de entrenadores de los distintos aspectos, yo en mi caso, voy mañana y como ceviche, una hamburguesa y es responsabilidad mia y esto es lo que me gusta, tal vez tenemos la misma capacidad y tal vez no tengo el know how, pero ahora lo estamos descubriendo. No tengo entrenamiento o nutrición específica, todo me lo hago yo mismo, pero tengo una mega disciplina. Pero si mañana me levanto y no tengo ganas de entrenar, no entreno, soy una persona que he aprendido, el secreto del deporte es aprender a auto conocerse y saber donde están las limitaciones para cumplir con tus metas, tus gustos… ¿A que me refiero? Yo soy una embarazada! Si mañana me dan ganas de hacerme un jugo de sandia voy y me lo hago, si quiero ceviche de camarón voy y lo como.

 Si ese libro que estas pensando ya en tu cabeza se lanzara en marzo, ¿qué título tendría?

Yo creo que «El Campamento del Tio Karl», mis amigos me molestan mucho porque me dicen que tengo mucho liderazgo, entonces me dicen que hablo como si fueran mis sobrinos mis amigos… Les digo, no deja eso, haz lo otro…

 ¿Cómo explicas tu capacidad de soportar la altura?

Yo no me explico porqué tolero la altura mejor que otros, no me explico porqué tolero el sufrimiento mejor que otros, no lo entiendo, pero cuando me han hecho exámenes médicos me dicen que la carga de mis ancestros y crecer en altura es como haber cruzado una cabra con una llama (llamingo) entonces es lo mejor de 2 mundos.

 ¿Qué te gusta hacer cuando no estas en la montaña?

Me encanta el fútbol, sigue siendo una pasión, me encanta ver la Champions, me encanta ir a ver a la selección de Ecuador al estadio. Me muero de oír de las políticas económicas de los futbolistas, ya quisiéramos que uno de nosotros ganara el 1% de lo que ganan y nosotros seríamos felices, pero tú sabes que la realidad es otra. Vivimos en un país en que el fútbol no es un deporte, sino que una religión.

Otra cosa que me gusta hacer es ir al campo, me encanta estar rodeado de mis familiares, de mis perros… Tengo un perro que me acompaña a todas mis expediciones, es mi hijo, me encanta ir a pasear con él (es un Husky Siberiano) ha ido conmigo a 5 miles, es un animal bien fuerte.

 ¿Cuál fue el mejor consejo que te dieron cuando comenzaste a correr en la montaña?

Tengo la escuela de un gran amigo mío Nicolas Miranda, que fue el que comenzó con los récords en Ecuador, a quien admiro mucho, el me dijo un día «Karl, ayúdame a romper el record del Cotopaxi, te necesito como liebre». Resulta que como liebre, nunca lo llegué a ver, llegué mucho antes que él. entonces yo rompí el record tratando de ayudarle a él, al bajar de la montaña yo me lo encuentro y yo le digo «vamos, vamos, te acompaño a la cima» y él me dice justamente esta era la razón por la que me trajo, para que yo mismo crea en mi capacidad, «todos los guías de Ecuador sabíamos que eras un animal, pero si no te llevaba como liebre no te das cuenta» me dijo. Yo le respondí «pero te esperé como en 4 lugares y sin saber qué pasaba», él me dice nuevamente «mi intención era esa, que me ayudes, pero que tú te des cuenta de lo que eres capaz» Y claro luego de eso nos hicimos muy buenos amigos hasta hoy.

 ¿Qué consejo le darías a alguien que está comenzando?

Que se ponga metas cortas de inicio, no estamos hablando de que la primera conversación luego de darse una vuelta al parque sea querer hacer el UTMB, sino que sean metas realistas y algo importante, déjense guiar por gente que sabe, eso es lo importante, vayan a un club de running, yo mismo respondo todas las consultas y todo lo que he aprendido puedo aportar y aún tengo mucho que aprender todavía, pueden contactarme por las RRSS.

 ¿Cómo llegas a armar este proyecto de hacer montañas emblemáticas?

Con el Kilimanjaro te soy sincero, lo primero era el Aconcagua, pero se me dio primero el Kilimanjaro, se me abrieron las puertas de ir y guiar 2 grupos seguidos y dije bueno, si estoy allá mato 2 pájaros de un tiro, a diferencia de Kilian, yo me fui a trabajar, económicamente yo no me podía dar el lujo o ahora tampoco de ir al Aconcagua y simplemente hacer eso. Mi trabajo es llevar a pasajeros a las cimas, es la manera como me financio las expediciones. Creo es importante reconocer que soy muy fuerte mentalmente y darme cuenta que no eres inferior a nadie, ni superior a nadie, es el hecho de que tú tienes que dar tu mejor esfuerzo, tengas las zapatillas de 5 meses o unas nuevas, tú tienes que dar tu mejor esfuerzo, en Kilimanjaro me prometí nunca sentirme inferior a él (Kilian), mientras yo estaba corriendo y rompiendo el récord pensaba todo el tiempo «no eres menos que él», «no eres menos que él». Estaba todo el tiempo automotivándome, como un mantra… Mi proyecto se llama Seven Summit en speed climbing, entonces la idea es romper el récord oficial de cada parque, espero tener la apertura para poder hacer esto. Lo del Aconcagua lo haré en febrero próximo… Si llego a romper este, mi objetivo será ir al Mc Kinley (6186msnm), que es el tercer récord que le pertenece a él, y con eso prácticamente ya tengo como libertad, ¿sabes por qué lo hago? No es por hacerle daño a él, es la única manera que la gente me conozca como sudamericano, es la única manera, es matar a Goliat, es matar al gigante, si es que tú te vas por otro récord, la gente dirá, si pero es que a ese no ha ido Kilian… Otro de los proyectos es el cruce de la Antártica que está dentro de mis proyectos también, quiero ser el primer latinoamericano en cruzar la Antártica junto a una expedición ecuatoriana…

 ¿Qué cargas de comer en tu mochila en los entrenos?

Me gusta mucho el chocolate negro, la manzana es increíble, pero claro necesitas también geles, por un tema de peso, pero yo llevaría un ceviche de camarón, pero no puedo llevar un taper con eso! 

Galerías de fotos relacionadas:

 Mammut Andes Infernal | Entrega de Kits.

 Charla con Karl Egloff.

Video récord speedclimbing Kilimanjaro :

Solo Running

Portal de running hecho por corredores para corredores | Porque correr nos gusta, porque nos demuestra que nada es imposible, porque nos define! | El correr es la excusa para conversar.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.