¿Se puede ganar siendo último?

hepp1Historias post Endurance Challenge tenemos muchas, pero acá les compartimos la reflexión de Martín Hepp, un corredor Argentino que decidió escribirle al ganador del 80k.

Se me ocurrió escribirle una carta a Moisés Jimenez, ganador de los 80K de la Endurance Challenge 2016 en Chile y me gustaría compartirla con ustedes, pero lo que mas quisiera que lean es la respuesta que tuve de su parte… un grande de verdad…

Estimado Moises Jimenez:

Mi nombre es Martín, el último de los finishers de los 80K de la Endurance Challenge de este año en Santiago de Chile… sí, sí, la misma que vos ganaste… En realidad yo llegué último porque quise disfrutar por más tiempo de esas montañas, ya que viajé 1300 Km en auto para poder estar ahí, pero no importa, yo estoy seguro que vos también la disfrutaste.
En mi ciudad, Paraná (Argentina), sólo tenemos barrancas de 30m de altura así que para nosotros es toda una aventura hacer cumbre en cerros de casi 2.000m donde seguramente vos acostumbrás a hacer tus salidas los fines de semana, pero aun así lo disfrutaste igual.
Recuerdo que pasaste al lado mío minutos antes de la largada, algunos flashes iluminaron tu rostro en esa madrugada de sábado, y sin querer, el mío también se iluminó aunque el fotógrafo no haya tenido la menor intención de hacerlo.
Largamos a la misma hora, estuvimos juntos en el km cero, recorrí cada metro detrás de ti, pisé los mismos senderos, calles y arroyos, aunque yo iba con ventaja porque llevaba mis bastones pero aun así creo que lo disfrutaste igual… “cerré” los mismos puestos de control que vos fuiste “abriendo”, y llegué con mucha adrenalina al primer corte, a sólo 7 minutos de quedar fuera de carrera… hasta que finalmente logré encontrarte en el km 50, pero claro, vos ibas por tu km 65 y estabas de regreso en esa parte del circuito, no importa, seguramente lo estabas disfrutando igual que yo, nos miramos, te saludé y se me ocurrió darte aliento para que puedas seguir disfrutando y poder llegar primero a la meta, asentiste con tu cabeza agradeciéndome y ahora estoy orgulloso de que lo hayas podido hacer, seguramente fue gracias a mi saludo…
hepp2Disfruté mucho la lluvia que me acompañó en las últimas horas de carrera, cuando vos probablemente ya estabas en tu casa bajo la lluvia… de tu ducha.
A vos te reconocieron con 3 medallas al llegar a la meta, la medalla de finisher, la medalla de ganador de la clasificación general y la medalla de ganador de tu categoría. Te cuento que yo también tuve 3 reconocimientos: pasar por el primer corte, pasar por el segundo corte y llegar a la meta. Disfrutamos igual, a pesar de no haber casi nadie cuando llegué a la meta y que la animadora me haya preguntado mi nombre para decirlo a viva voz por el micrófono para que sólo lo escuchen mi esposa, mis 2 hijos y 2 amigos vinieron a saludarme, más un pequeño puñado de personas que me seguía por internet, lo disfruté mucho igual.
Moisés, con tus jóvenes 24 años sos un referente en el Trail Run chileno y sudamericano, pero ¿sabías que yo también soy un referente? ¡Sí! Estoy pisando los 40 y soy un referente en el Trail Run dentro de mi familia, ellos siempre me felicitan, me saludan en la calle y me preguntan sobre mis experiencias y yo, muy feliz, les respondo todo… a vos también te debe pasar muy seguido eso… sigo encontrando coincidencias…
Pensándolo bien… si somos tan parecidos y ambos lo disfrutamos igual… entonces… yo también gané.

Martin Hepp. Corredor 146

Y aqui la respuesta de Moises;
«Martin me pareció espectacular tu carta, creo que ese día tuve la suerte de poder moverme rápido y cumplir mi objetivo que era ganar, pero no creas que siempre ha sido así, y no creas que siempre es así. Puedo tener un mal día, puedo sentirme mal, puedo caerme y no lograr llegar a los cortes, puedo perderme o simplemente puedo no querer correr fuerte ese día solo dedicarme a disfrutar más el paisaje. Para mi pararse en la largada de 80kms significa que tienes un coraje increíble y poder terminarlos significa que tienes más que coraje, que tienes las condiciones y que te mereces todas las medallas del mundo y todas las felicitaciones. No importa si se termina una carrera en 8 o 9 o 15 horas, lo importante es poder cumplir tu meta, disfrutarlo y estar satisfecho y feliz. Que no se te olvide la ventaja extra con la que cuento yo, y es que mientras tu estas trabajando probablemente, yo estoy entrenando, mientras tu tienes responsabilidades con tu familia, yo estoy entrenando… En el fondo lo que tu y todos los que cruzaron la meta en esta carrera han hecho, es memorable. 80 kms no son un juego y están muy lejos de serlo. Espero que sigas disfrutando de los senderos y de las carreras en las montañas y creo que eres más que un ganador, eres un luchador que ha logrado un gran objetivo, y eso merece el respeto de tu familia y de todos los que te rodean, incluido yo. Lamento no haber podido esperar por ti en la meta, espero que nos encontremos en otra carrera. Un abrazo«

Solo Running

Portal de running hecho por corredores para corredores | Porque correr nos gusta, porque nos demuestra que nada es imposible, porque nos define! | El correr es la excusa para conversar.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.