Mil peldaños en Valparaíso

Ayer domingo 28 de febrero despedimos el verano y nada mejor que hacerlo corriendo en el bello puerto de Valparaíso con la segunda edición de esta corrida llamada Valparaíso Patrimonial en Mil Peldaños organizada por la Corporación Municipal del Deporte de Valparaíso.

Mil peldaños en alrededor de 2.5K era el desafío para los cerca de 1.000 inscritos a esta carrera, aunque en la Plaza Sotomayor, lugar de partida y meta de la carrera, claramente no habían más de 300 corredores. Una lástima considerando la belleza, trazado, gratuidad y originalidad de la carrera.

Los Mil Peldaños no estuvieron exentos de problemas. Ya el año pasado hubo que esperar bastante que llegaran los baños químicos. Este año lisa y llanamente nunca llegaron, de tal forma que los corredores debieron pedir baños en locales cercanos, siendo el más popular de ellos el de un Starbucks.

La carrera originalmente tendría largadas diferidas, esto considerando que se esperaban 1.000 corredores y que las calles por las que circulaba la carrera son un tanto estrechas. La idea era que los corredores cuyos apellidos comenzaran con la letra “A” a la “J” largaran a las 10:00 y los corredores con apellidos entre las letras “K” y “Z” lo hicieran a las 11:00. Considerando la escasa llegada de corredores se decidió hacer una largada única que terminó siendo cerca de las 11:00 horas. Pese a la informalidad e improvisación de esta decisión, que influyó en que la entrada en calor de todos los corredores se dilatara mucho, fue un acierto.

En cuanto al circuito, que finalmente terminó siendo de alrededor de unos 4K, es realmente hermoso y con un potencial tremendo, tanto deportivo como turístico. El recorrido incluye subidas con escaleras con mucha pendiente, unas más largas, otras más cortas y matizado con algunos breves planos que te permiten recuperar un poco el aliento y ayudar a que el ácido láctico de tus muslos se movilice. Y todo esto a través de sectores patrimoniales de Valparaíso de una belleza mágica. Escaleras, graffitis, callejones, adoquines y la vista del puerto dejan en claro la razón de la Unesco para haber declarado esta zona como patrimonio de la humanidad.

En mujeres la ganadora fue Carla Saez y en hombres el ganador fue Rodrigo Catalán, quien defendió exitosamente su primer lugar en la edición del año pasado.

Es de esperar que en posteriores versiones mejoren detalles porque el potencial de la carrera es inmenso. No es lo mejor que hayan sacado el arco de meta tan pronto, cuando aún habían muchos corredores en competencia. Si bien es cierto había buena hidratación en el recorrido (agua), debías sacar un vaso plástico y servirte, con la pérdida de tiempo que esto significa para los corredores, fácilmente solucionable con una mesa y los vasos ya servidos. En lo positivo el circuito estuvo muy bien demarcado y habían banderilleros en cada esquina, no había forma de perderse. Guardarropía funcionando perfectamente, entrega de fruta, agua en la largada/meta. En fin, uno leves ajustes y tendremos una carrera que no deberías perderte.

Nos vemos en la próxima edición de estos Mil Peldaños! 

 Galería de fotos Valparaíso Patrimonial en Mil Peldaños.

Solo Running

Portal de running hecho por corredores para corredores | Porque correr nos gusta, porque nos demuestra que nada es imposible, porque nos define! | El correr es la excusa para conversar.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.