Manu Vilaseca y el yoga

Hace un buen tiempo conversamos con Manu Vilaseca, respecto a sus años practicando Yoga, la corredora de trailrunning carioca, se hizo un tiempo y conversó con nosotros de una de sus pasiones, el yoga. Acá le compartimos la entrevista.

 Muchos deportistas acuden al yoga para un cambio físico, en la marcha se dan cuenta que el cambio es principalmente interno, ¿notaste eso cuando comenzaste a practicarlo?

Cuando empecé a practicar yoga fui a buscar algo físico. Sentí que necesitaba mejorar mi flexibilidad y estabilidad, así como hacer un trabajo de CORE. Cuando empecé a evolucionar en la práctica empecé a notar un cambio interno. Mi maestro siempre pasa los minutos antes de la clase a hablar con los alumnos, y siempre comparte pensamientos interesantes y verdaderos. Siempre tiene mi atención, asi puedo comparar las cosas que él habla con las cosas que yo experimento. Un día me dijo que una persona no podía considerarse un yogui hasta que haya leído un libro sobre el yoga. Yo siempre había querido hacer una lectura, pero fue después de eso empecé un libro. La filosofía detrás de yoga es muy poderosa. Hoy soy capaz de observar mis pensamientos, de vivir el momento presente y sentirse más feliz. La ansiedad ya no es parte de mi vida. Cuando me doy cuenta de que mi mente comienza a llevarme por ese camino, puedo neutralizar mis pensamientos y volver al momento presente. Hoy en día, estoy más serena y feliz.

 La paz interior es muy fácil perderla, incluso en lo cotidiano, cuando vamos a un supermercado por ejemplo. ¿Cómo podemos incentivar nuestro «Dalai Lama» interior? ¿Y cómo podría ayudar esta paz cuando estamos compitiendo?

El mundo en que vivimos tiene muchos escollos, pero creo que la mayoría de ellos se encuentran dentro de nosotros mismos. Es nuestra mente. Ella es capaz de manipularnos y hasta sacar lo peor de nosotros. Es importante saber observar la mente para contrarrestar los pensamientos negativos. Así, podemos disminuir la frecuencia de pensamientos, hasta que te deshagas de ellos al 100%, que es lo que llamamos la meditación (y que si podemos hacer por 5 minutos al día ya nos ayuda mucho). Cuando algo nos molesta, tenemos que buscar, no alimentar esta molestia. Es importante saber cómo aceptar las cosas, y de esa manera podemos estar en paz y feliz.

 Resistencia y concentración es algo que cada corredor desearía tener muy fuerte a la hora del «bajón anímico» cuando estás en plena carrera, ¿qué puedes recomendar para fortalecer estos aspectos?

Cuando estoy en una competición, trato de buscar todas las cosas positivas de estar allí. Yo soy una persona privilegiada y me refuerzo eso a mí misma todos los días de mi vida. Tengo la salud física y mental para hacer uno de los deportes más exigentes que existen. Al ponerme en la línea de largada de una prueba, confirmo que estoy allí por libre albedrío. Digo esto porque es normal que en momentos de cansancio o dolor empezamos lamentarnos. En los momentos más difíciles de la carrera pienso en lo afortunada que soy de haber tenido la oportunidad de estar allí y disfrutar de los paisajes y la energía de la naturaleza a su alrededor. Si tu puedes conseguir hacer eso te darás cuenta de cómo cada día puede ser transformador.

 Tú pareces una practicante de las Yamas, ¿podrías explicarnos a qué se refieren y cómo las llevas en práctica en el diario vivir?

El Yamas (sí, sí, sí) y Niyamas (no, no, no) son los 10 mandamientos del Yoga. Yo nunca había oído hablar de él, hasta que una clase el profesor nos explicó durante la práctica el significado de cada uno. Al final de la clase nos pidió que elijamos uno, y tratáramos de seguirlo durante una semana. Recuerda que elegí el AHIMSA, lo que significa la no-violencia. La no-violencia no es solo no agredir físicamente a una persona. La no violencia debe considerarse en todos los aspectos, que incluyen no solo la agresión física y verbal a una persona, también no hacerse daño. Así que traté de mover a la gente cada vez que podía, en el contexto del trail running. ES MUY IMPORTANTE saber respetarte a ti mismo. Saber tus propios límites, a respetar tu cuerpo y saber cuidar tu integridad física y mental. Puede sonar fácil, pero es muy difícil seguir este Niyama (incluso para una semana). Tu puedes encontrarte maldiciendo a alguien o incluso a ti mismo. El Ahimsa dice no a la violencia, para tener compasión con todos los seres vivos, incluidos nosotros.

Solo Running

Portal de running hecho por corredores para corredores | Porque correr nos gusta, porque nos demuestra que nada es imposible, porque nos define! | El correr es la excusa para conversar.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.