K42 Rapa Nui, una etno-carrera

Tal vez podemos hablar exclusivamente del K42 Rapa Nui, pero sería algo sumamente injusto sin contextualizar la Isla, y no es una Isla cualquiera, pues en esta se encuentra una raza, una cultura y una lengua única. Por lo demás, correr bordeando cráteres, corriendo a través de moais y con una brisa marina especial, es parte de los encantos de Rapa Nui. Nunca antes había visto al productor del evento (Olimpo Producciones) tan cómodo y contento en un lugar, se mueve como un local y Hanga Roa lo recibe de la misma manera, Petero el alcalde, el encargado de turismo, los pescadores, todos involucrados con el evento. La isla se mueve al ritmo del K42.

Las distancias que hubo para correr fueron 21K y 42K y ambas compartían el primer tramo, el primero de ellos recorriendo el pueblo, subir por senderos al Orongo, mientras circundamos el aeropuerto de la Isla, luego de un climbing hasta el cráter del Ranu Kau y nuevamente correr bordeándolo para bajar a campo traviesa hacia el otro extremo del aeropuerto. ¿Por que a campo traviesa? Por que en la isla no se ponen cintas, las condiciones climáticas no lo permiten y claro, el 60% de la isla es un Parque Nacional. Lo que sí está, son checkpoints que debes ir cubriendo para hacer la ruta definida, en el kit se te entrega un mapa con estos puntos marcados, ojo, no es una carrera de orientación, pero sí requieres un grado de orientación espacial para ello.

Por supuesto la distancia de 42K es la más compleja en desafío personal, finalmente cubres un buen trozo de la isla y subes 2 volcanes, el segundo de ellos, el Mangua Terevaka no lo notas al subir pues sus praderas aminoran la subida constante y que no te suelta durante un buen par de kilómetros. La bajada es un placer, si eliges una buena ruta -recordemos que se hace a campo traviesa- La brisa marina no es la misma del continente, es más suave en aroma, a cada paso no puedes dejar de pensar que estás a más de 3.400 kilómetros de cualquier otra tierra, caballos salvajes te miran a distancia y tú ves a distancia Hanga Roa, el poblado donde comenzó y termina la carrera.

La participación de los locales es importante, también con varios extranjeros, esta vez, con argentinos y españoles. Ambos en los 42k claramente, no viajarían al ombligo del mundo por menos pienso. Otro grupo de participantes lo componen funcionarios públicos; municipales, marinos. Le pregunto a uno de estos últimos si ya conoce el Terevaka, para saber que tipo de subida me espera, me dice que todavía no, que lleva poco en la isla y la estadía es larga, desea dejar sorpresas para más adelante.

¿Por que ir a correr un K42 en el ombligo del mundo? Pues bien, declaro que desde hace un tiempo yo corro por experiencias, y esta es precisamente una de ellas, no esperes encontrar circuitos rápidos donde irás a hacer tu personal best, no esperes estar hablando con los otros participantes de geles y estrategias de carrera, la Isla no te permite eso, la Isla tiene ese encanto de las islas, tú vas a disfrutar, a tomarte el tiempo de conocer, comer, y re-correr y la distancia del maratón solo te dará el barniz necesario para hacer una pasada más calmada los siguientes días al evento, playas rodeadas de moais y la cultura pascuence te estarán esperando.

En un siguiente post compartiremos las mejores rutas de trail y running que podrás hacer en la isla. 

 Galería de fotos K42 Rapa Nui.

Solo Running

Portal de running hecho por corredores para corredores | Porque correr nos gusta, porque nos demuestra que nada es imposible, porque nos define! | El correr es la excusa para conversar.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.