El Origen 2016 | Día 1

Despertamos en la tibia cabaña del camping UBA en Villa La Angostura. El sueño nos cierra los ojos pero es hora de prepararse para el primer día del Origen 2016.

Ducha para revivir y, vestidos comos exploradores de otra época, nos vamos cargados de toda la «parafernalía» necesaria para enfrentar las cenizas del Cerro Bayo. Polainas, perneras de compresión, gafas y casco: estos dos últimos elementos indispensables para poder pasar por el filo del cerro antes mencionado, fuertes ráfagas de viento helado levantando las cenizas nos esperaban.

La zona de largada nos sorprende con una capa de escarcha y unos refrescantes 3 grados: la energía de los compañeros argentinos y brasileños es impresionante – Muchos vienen en equipo y transmiten todas las ganas y las vibras de quienes creyeron en este hermoso evento desde su primera versión.

Largamos. No me despego de JC que será por primera vez mi compañero de equipo en los 50km, que en realidad son en total más de 60k.

Calentamos motores en un ancho camino de tierra y pronto nuestro camino se hace sendero: una huella angosta y húmeda se desenreda entre los colores vibrantes del bosque. Subimos y subimos hasta entrever las estructuras del centro de ski: está por empezar la mejor parte del recorrido.

Una subida que sería un placer bajarla en temporada con ski, ahora es en subida y eternamente zigzagueante, a lo lejos (unos 500 metros) vemos una pareja que podría ser nuestro punto objetivo en la siguiente parte de la carrera, Paola de acuerdo a lo acordado consume su gel para tener piernas en la bajada, no tenemos nieve en esta parte, pero tenemos cenizas y muchas, correr cerro abajo con ella es lo mismo que esquiar, las polainas logran su objetivo y no dejan entrar grandes cantidades de material, aunque comenzamos a sentir en nuestros pies que algo pasó y, sin duda, no nos detendremos a vaciar las zapatillas. La ceniza no pudo penetrar el bosque nativo, comienza un entrampado tramo con raíces y arbustos que hacen difícil tomar ritmo, cuando por fin podemos hacerlo el bosque se abre y nos internamos en él: solo bajada… Se disfruta y sabemos que quedan uno pocos kilómetros a la meta. Justo cuando comenzamos a cantar victoria un joven banderillero nos señala que debemos volver a subir hasta bordear una cascada, preguntamos incrédulos y es cierto, mueve su cabeza afirmativamente, nos vamos en búsqueda de la famosa catarata pensando verla frente a nosotros pero nada… Seguimos subiendo, hasta encontrarnos con un grupo haciendo trekking, estamos EN la cascada, justo arriba de la caída de agua! Ahora sí, será solo bajada, tomamos ritmo y comenzamos a cruzarnos con más gente turisteando pero no nos hemos encontrado con ningún corredor hace varios kilómetros, nos preguntamos si habrá pocos corredores en la distancia o si nosotros vamos «pisteando»‘.

Ya en el camino de tierra cruzamos por casa de verano, grandes, con increíbles vistas y ya empezamos a sentir que nos acercamos a la playa, punto final de nuestro primer tramo. Pasamos por un pareja que sentada en sillas de playa observa cada corredor que pasa, nos soprenden señalando que Paola sería la tercera mujer que pasa, le decimos que vamos en dupla entonces nos dicen que vamos primeros, no le creemos! Faltan 500 metros para descansar y tirarnos al Lago Correntoso, vemos el puente viejo que debemos cruzar, nos anuncian por alto parlante, apuramos el paso, estamos cansados, apuramos: 03:13:46 marca mi reloj y prácticamente 19K, nos dicen que somos la primera pareja. Estamos felices, nos hidratamos y comemos en el abundante abastecimiento, nos vamos a la playa a esperar a los demás competidores mientras nuestras piernas descansan en las aguas esmeralda del lago. Pero lo mejor de la jornada todavía no llega: un corderito al palo está asándose lentamente, el olor a leña impregna el aire: hace hambre. 

 Galería de fotos Primer día El Origen 2016.

Solo Running

Portal de running hecho por corredores para corredores | Porque correr nos gusta, porque nos demuestra que nada es imposible, porque nos define! | El correr es la excusa para conversar.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.