¿Deportistas inmunes?

Si te declaras deportista desde hace un tiempo, esta declaración podría darte una mayor inmunidad a la gripe que las personas sedentarias, según un estudio de hace un par de meses atrás.

El estudio contó con grupo de corredores de élite, nadadores, luchadores, ciclistas y otros atletas, y sugieren que el entrenamiento intenso amplifica nuestra respuesta a la vacuna, un hallazgo de particular relevancia ahora, a medida que comenzamos a aceptar la presencia constante del estado de Pandemia y que aparecen las primeras vacunas para el  Covid -19. ¿Seremos los deportistas inmunes?

Moderado

Tener un sistema inmunológico preparado para combatir infecciones y responder enérgicamente a las vacunas es obviamente deseable ahora, durante la pandemia en curso. Y en general, el ejercicio ayuda a la inmunidad, según muestra la mayoría de la ciencia. Las personas que hacen ejercicio a menudo y de forma moderada tienden a contraer menos resfriados y otros virus que las personas sedentarias.

El exceso

Pero también ha habido sugerencias de que, en determinadas circunstancias, el ejercicio puede atenuar la respuesta inmunitaria. Algunas investigaciones epidemiológicas e historias personales de atletas insinúan que el ejercicio intenso y agotador podría ser perjudicial para la inmunidad a corto plazo.

Es común que luego de un maratón nuestras defensas bajan y resfriarse no es extraño, la duda ahí es resolver si este bajón es mas bien infeccioso o de temas inflamatorios.

El estudio

Entonces, para los nuevos estudios, los científicos de la Universidad de Saarland en Alemania y otras instituciones decidieron convencer a un gran grupo de atletas competitivos para que se vacunen, un esfuerzo más difícil de lo que la mayoría de nosotros podríamos esperar.

En las encuestas, los atletas de élite tienden a informar tasas relativamente bajas de vacunación contra la gripe y otras afecciones, ya que a muchos les preocupa que la vacuna cause efectos secundarios que afecten su entrenamiento.

Pero los investigadores lograron reclutar 45 atletas de élite, hombres y mujeres. Sus deportes iban desde eventos de resistencia, como el maratón, hasta deportes de potencia, incluida la lucha libre y el lanzamiento de martillo, hasta deportes de equipo, como baloncesto y bádminton. Todos los voluntarios se encontraban en medio de sus temporadas competitivas durante los estudios.

Resultados

Los jóvenes recibieron una vacuna contra la gripe y tomaron notas sobre los efectos secundarios que sintieron, como dolor en el brazo. Los grupos regresaron al laboratorio para las extracciones de sangre de seguimiento una semana, dos semanas y seis meses después de la vacunación. Luego, los investigadores analizaron su sangre en busca de anticuerpos y células inmunes contra la influenza.

Encontraron significativamente más de esas células en la sangre de los atletas, especialmente en la semana posterior a la inyección, cuando las reacciones celulares de todos alcanzaron su punto máximo. Los atletas mostraron una “respuesta inmune más pronunciada”, presumiblemente con una mejor protección contra la infección por influenza que los otros jóvenes, dice Martina Sester, inmunóloga de la Universidad de Saarland y coautora del estudio.

Los investigadores especulan que el sistema inmunológico de los atletas se había fortalecido y afinado por las demandas físicas diarias y los daños del entrenamiento, lo que les permitió responder de manera tan efectiva a la vacuna.

Por supuesto, estos estudios se centraron en atletas competitivos de élite, lo que la mayoría de nosotros no lo somos. Pero el Dr. Sester cree que es probable que incluso los atletas recreativos más casuales tengan mejores respuestas a la vacuna contra la gripe que las personas sedentarias. Del mismo modo, ella y sus colegas esperan que una buena condición física mejore las respuestas inmunitarias a otras vacunas, incluida, potencialmente, una inyección de Covid-19.

Los principios básicos de la respuesta a la vacuna son probablemente los mismos”, dice. Sin embargo, los estudios futuros deberán confirmar esa posibilidad, siempre y cuando haya una vacuna disponible.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.