Climbing Tour, Hacienda Chacabuco, visto desde adelante

Me enfrento a este corto pero intenso desafío justamente en la semana más pesada que he tenido hasta ahora en cuanto a entrenamientos, -pues me la tomo como mi pretemporada-, nuevamente a representar a Team Solo Running, la ruta se veía diferente a todos los climbing que he ido, comenzando con unos 2 km relativamente planos que permitirían correr fuerte.

Llegamos a eso de las 09:15 hrs. al campamento base, siempre me gusta llegar con más holgura de tiempo antes de las carreras, para poder estar tranquilo, calentar y estirar un poco sin presiones, al poco rato de llegar estaba calentando con mi amigo Max, un poco de trote, con una buena charla, un poco de agua y nos vamos a la línea de partida, siempre al principio para evitar el cuello de botella que se suele formar, la convocatoria es alta, así que la competencia estará dura, y así fue, partimos muy fuerte todos, algunos que corren los primeros 500 metros como si fuera una carrera de 500 metros, otros conservadores pero al cabo de un kilómetro ya está definido el primer grupo. Siento tiesas las piernas por la dura semana pero de respiración voy muy bien así que aprieto en cada subida ya que es ahí donde puedo hacer la diferencia, con tantos corredores de calle que se sienten muy cómodos bajando y son super rápido en terrenos planos hay que aprovechar y usar las fuerzas donde se tiene un poco de ventaja, ya pasamos por el km 2 a muy buen ritmo vamos junto a Max en la punta, después de tantas salidas juntos y uno que otro entrenamiento, estamos bastante coordinados y me siento bastante cómodo corriendo juntos, así continuamos por el km siguiente hasta que comienza una subida, leve pero que estaba esperando, y aquí vamos junto a dos caballos de la organización, que no entiendo muy bien porque van junto a los corredores en la ruta, llegamos pronto a la meta uno, en unos 26 minutos y comienza una bajada infernal en cuanto a velocidad, quedo en 4to puesto y sigo apretando, pidiéndole por favor a mis piernas que se muevan más rápido, la bajada es entretenida, sin duda alguna, además del lugar, me doy un poco el tiempo para apreciar el paisaje, respirar aire limpio, disfrutar el silencio al que solo se le superpone la respiración agitada de los corredores, en este momento me siento muy bien anímicamente, fuera de todo el cansancio, y decido apretar lo último que queda, no nos damos cuenta entre curva y curva y nos enfrentamos a una subida exquisita, realmente algo que estaba esperando, tal como había pensado estábamos llegando los 5 primeros realmente juntos, con diferencias de unos pocos metros, comienzo la subida con otro corredor codo a codo, tomando distintos caminos, nos cruzamos, luego lo paso, él me pasa, esto parece una carrera de 400 mts, vamos muy fuerte en esa parte. Finalmente cruzamos la meta a un par de segundos de diferencia, aquí ya al fin me puedo calmar, un poco de agua y una barrita de cereal, y es como si no hubiera pasado nada, un tramo muy entretenido lleno de subidas cortas bajadas rápidas y con un remate final memorable, ya después de un par de minutos me dispongo a continuar explorando un poco de la zona con Max, seguimos subiendo y recorriendo para aprovechar de conocer y sumar un par de kms, lo que realmente valió la pena, esta hacienda Chacabuco se las trae, un valle increíble rodeados de infinitos cerros llenos de nieve que no hacen más que motivarte a subirlos en algún minuto.

La bajada estuvo más tranquila, conversando un poco y apretando al final por el hambre más que nada, llegando al campamento base a disfrutar de todo lo que ofrecen los auspiciadores, y sí aunque se echó un poco de menos el desnivel al que los climbing nos tienen acostumbrados, hay que destacar que aquí siempre la comida es infinita, así que nos dedicamos a recuperar fuerzas y conversar esperando la premiación, contento con un 2do lugar en la categoría, llegando 5to en la general, nada malo para una semana con 152 kms de cerro. 

Solo Running

Portal de running hecho por corredores para corredores | Porque correr nos gusta, porque nos demuestra que nada es imposible, porque nos define! | El correr es la excusa para conversar.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.