Zapatillas y pisadas: Que debe ser saber

Comienza a mejorar el tiempo y siempre es bueno recordar el cómo elegir una zapatilla. Semana tras semana nos escriben para preguntarnos cuál comprar, antes de dar una opción les devolvemos la pregunta y le decimos si saben que tipo de pisada tienen, tema prioritario antes de adquirir una zapatilla que usaras por muchos kilómetros.

Cada uno tiene una pisada particular y forma de pie, un calzado apropiado es esencial para comenzar con cualquier tipo de deporte.

Felipe Castro, Sport Manager de Running y Training en Sparta señala que al momento de elegir una zapatilla es clave responder a dos preguntas de las cuales todo runner debería saber. La primera es el tipo de pisada. Existen tres grandes grupos de pisadas, pronador- cuando las personas pisan con la parte más interna del pie mientras corren con las piernas juntas-, supinador –apoyando el área exterior del pie con las rodillas separadas- y neutro, como se considera la mayoría de los corredores, cuando no hay ninguna fuerza excesiva ni al interior o exterior del pie. No obstante, siempre es bueno hacerse un test de pisada en los centros kinesiológicos especializados ya que hay modelos de zapatillas que responden a las necesidades de cada grupo.

En segundo lugar, otro elemento que cada deportista debe conocer son las placas de estabilidad laterales -y en planta para el caso de los pronadores-. La segunda característica a considerar es el peso corporal, pues las zapatillas están diseñadas para distintos pesos. Esto lo podemos ver generalmente en el drop de la zapatilla -hay que restar la distancia de la planta al suelo en zona de talón menos la distancia a suelo de la punta ‘metatarso’-.

Si bien la mayoría de las veces se asume que a menor peso, menor drop, hay excepciones: por ejemplo puede haber un hombre que pesa 70kg que prefiera un drop alto (8mm) debido a que su técnica de carrera es más marcada en talón que en punta, por lo mismo necesita amortiguar más.

Para los que tienen las zapatillas guardadas en el clóset, Castro asegura que “la distancia promedio de carrera, es muy importante, ya que si bien en promedio todas las zapatillas duran entre 500km y 600km, es muy distinto para una persona que corre regularmente 5k que otra que corre los 21k. Lo más probable es que el primero pueda ocupar una zapatilla con características más básicas o genéricas y el segundo deberá migrar a una zapatilla que responda las dos preguntas de arriba para que pueda asegurar su rendimiento sin mermar su desempeño”.

Al momento de comprar, luego de haber respondido estas preguntas es necesario asegurar que la zapatilla no debe quedar ni muy justas ni demasiado sueltas. Lo ideal es buscar medio número más del que regularmente usas. No todas las zapatillas se sentirán cómodas en la primera salida, con un par de semanas se acomodarán al pie.

Recordemos que la oferta de zapatillas para pronadores o supinadores severos es escasa en Chile, pero nada que no se corrija con unas buenas plantillas hechas por especialistas.

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *