Una carrera impecable y muchas cosas para aprender

Hace un par de semanas se me cruzó entre ceja y ceja correr el Peñuelas TrailRun de Aventura Aconcagua, pues había escuchado muy buenos comentarios del año pasado. Gracias a Solo Running, me inscribí, pero tozudo como siempre hice caso omiso a mis condiciones previas a la carrera y recién ayer le tomé peso a varias de las frases cliché.

¿Qué pasó antes en la carrera? Venía llegando de un largo viaje en avión el día anterior, mala idea, mala combinación. Me desperté tarde y llegué justo (en realidad partí como minuto y medio tarde): no hubo calentamiento. Vale agregar que el muy avispado hace un poco más de dos meses me caí en bici, me esguincé el hombro y junto a otro factores tenía botado el entrenamiento. “Pero si ya estoy corriendo bien… Estoy entrenado”. Cuek!

Partimos. Un día ideal para competir. Todo parecía indicar que no iba a ser un fail, comencé a relativamente buen ritmo, pasando gente pero… Ja! Rápidamente toda la exaltación de llegar y partir atrasado se hacía notar y pasaba la cuenta. Entremedio la organización de la carrera ya me llamaba gratamente la atención, había un punto de avituallamiento a unos pocos kms de partir.  Todo indicaba que no sería una carrera de autosuficiencia. Gracias!

Todo relativamente bien hasta el km10. Ahí comenzó a hacerse notar la falta de agua y cansancio, justo antes del segundo punto de avituallamiento, donde las frutas de agradecían por montón! De ahí en adelante de vez en cuando aparecían subidas y bajadas, y poco a poco gastronemios no ayudaban a traccionar e isquiotibiales pedían tregua. Tiempo sin sentirme tan poco preparado. A solo cabeza fue llegar a la meta…

Comentarios respecto a la carrera. Organización impecable, lugar increíble y una ruta interesante. Solo hago una acotación citando las palabras de un amigo, que en este caso hasta me queda grande, “trail es cuando un auto no puede llegar”. Se extraña un poco eso en varias carreras.

Del “super” desempeño, solo transmitir que efectivamente hay que tomarle el peso al hidratarse y comer bien, pero nunca olvidar el entrenamiento y el nunca bien ponderado descanso. Era una frustración enorme no poder acelerar y llegar a un ritmo más cercano al que estaba haciendo antes.

Les recomiendo la carrera y particularmente la productora, no es primera carrera de ellos he visto bien planificada y llevada a cabo. Por supuesto que hay cosas a mejorar, como alimentación al culminar, pero destaca en relación al resto. Ojalá se nivelen más productoras, pero hacia arriba!

Nota: siempre duele al día siguiente y/o a los dos días. Tan poco preparado estaba que me dolía todo desde el momento que llegué a meta. 

Ignacio Rodriguez

arrow03 Galería de fotos Peñuelas Trailrun.

Arriba

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *