Últimos aprontes

El tema de la visa para entrar a China quizá puede desalentar a muchos; es algo engorroso juntar documentos como liquidaciones de sueldo, copias de cartolas bancarias, tickets aéreos, itinerarios dentro de China, reservas de hoteles que ocuparás, carta de invitación de los organizadores de la carrera, foto carné, llenar una encuesta que incluso te preguntan si perteneces a algún grupo “terrorista” y todo adjuntado con tu pasaporte… Ufff… A los 3 días te devuelven solo tu pasaporte con la visa pegada en una página, donde te dan permiso por 1 o 2 veces entrar a China en los próximos 3 meses… Ya con las visas en la mano, otro trámite menos!!!

Ahora me gustaría contarles de la carrera misma; esta se desarrolla en la Aldea HUANGYAGUAN cercana al pueblo llamado JIXIAN, unos 200 km. al este de Pekín, cercano al Mar Amarillo, enclavado en montañas y campo. La carrera en sí no se desarrolla completamente en la Muralla China, sino que por tramos, que incluso incluyen poblados, campos y aldeas cercanas, siendo una fiesta para esta gente que espera ver pasar a los “corredores” o “zoulang” fuera de sus casas, regalándoles arroz, jugos, agua, saludos y dulces en el camino; a cambio de poleras, recuerdos, un gel o lo que sea. Son los primeros 9 km. y los últimos 9 km. los más duros (se pasa de ida y de vuelta por el mismo lugar, se repite solo esos 9 km, el resto es carrera en círculo), entre ellos hay 13 km. también de subidas pronunciadas y bajadas abruptas, lo que hace de un corredor de cerro o escaleras su paraíso ideal. Los escalones son todos irregulares, desde los 10 a 50 cm de alto y de 20 a 100 cm. de largo, o sea llevar el ritmo por las escalas será muy complejo. Lo mejor es el clima que rodea los 25 a 30 grados, muchos puestos de hidratación en el camino (entregan botellas de agua, solo agua envasada por seguridad) y una plaza de la aldea (la plaza Ying & Yan) cerrada exclusiva para el evento y sus acompañantes, con zonas de frutas, guardarropía, hidratación y masajes. La mentalidad de todo “corredor promedio” en esta carrera es pasar el “corte” que se hace a las 6 hrs. en el km. 32 (al comienzo de los últimos 9 km.), “6 horas son muchas!!!” dirán, pero ojo, que el 20% de los inscritos no pasó el corte en la versión 2015.

Continuando con mi entretenida preparación, este 16 de abril recién pasado me fui a correr una carrera vertical en el Costanera Center, más de 2.400 escalones en 62 pisos, que los quise contar pero como en el piso 6 me aburrí y lo dejé de hacer… Estuvo cargado al jet set criollo de TV y de corredores, divisando a varios conocidos en el medio con su mejor pinta para salir en la prensa… Fueron solo 16 minutos la subida mía, un corredor promedio; ya que los elite rondaban los 8 a 10 minutos. Lo mejor estaba arriba!!! La vista dirán? (Pues era el fin de semana tan recordado por las lluvias torrenciales que tuvimos en Santiago) no señores: un coctel de aquellos!!! Parecía fiesta de matrimonio, con garzones de corbatín y todo posom. Vinos de regalo para TODOS los asistentes, frutas, cerveza, regalos de los auspiciadores (GRACIAS ROTTER Y KRAUSS), y algunos con un bouqué a sudor fuertísimo con sus camarones y su cerveza conversando de lo lindo en la panorámica SKY COSTANERA, con un Santiago que nada hacía presagiar como se inundaría al día siguiente.

26 de abril y acabo de conocer un nuevo amigo, bueno cuando me lo presentaron dije “igual es entretenido conocer amigos rusos”, pero después de 15 minutos ya no eramos tan amigos, es más él jura que cuando esté en China me acordaré de él al término de las pesadas subidas y comiencen los planos y hay que volver a tomar aire para seguir sin ahogarse. Un tal FARTLEK que me presentó “Quinta” en la sesión de hoy. Faltaron epítetos para describir la sensación de mi “primera vez” con repeticiones y cambios de ritmo con puteadas entre medio, si yo me quedé en el test de Cooper del colegio y sería!!! Me sentí (con orgullo) todo un corredor promedio, debido a que hay muuuuuchas cosas que aún no conozco y quizá no conoceré de entrenamientos y cosas parecidas; las mañas y tips de carrera, conocimiento del cuerpo y algo que otro dato técnico ya estoy al día, pero de entrenamientos? Nada.

Me pregunto si lograré bajar esta mochila en forma de “guata cervecera”, que calculo deben ser 2 o 3 kg, antes de irnos a China, y me respondo al instante “¿y si no?”. Me respondo: “da lo mismo”, ya estamos cerca de la partida, y si tendré que sufrir por no comer tanto con tal de llegar a la ansiada META, lo mas “liviano” posible sería un precio muy justo a pagar, total al regreso espera un abrazo cariñoso y ansiado con mi familia y mis amigos, junto a un merecido asado, donde se incluirá el corte de pelo al CERO de nuestro amigo Ignacio, que mientras yo conozco nuevas cosas él entrena que entrena, mentalizado y concentrado en el podio!!! Que incluirá corte de pelo de regalo al regreso a Chile (por miedo a que no lo dejen entrar en policía internacional sin la cabellera estilo Sansón con la que se va). Ojalá disfrute tanto la carrera como creo la disfrutaré yo.

4 de mayo, de vuelta al San Cristóbal a una hora poco habitual, mientras todos ya se iban del Parque Metropolitano, con Quinta recién entrábamos cerca de las 21 hrs, hay zonas altas bastante oscuras y peligrosas, pero como no íbamos ni pensando en que nos podían asaltar o algo así subimos tranquilos aprovechando la brisa fresca que había a esa hora; frontal prendido y a buscar las escaleras regalonas, conversar de la vida, compartir vivencias con este partner, mejorar tiempos en cada subida, recuperando perfecto la bajada para volver a repetir y estamos. Trabajo de hoy finalizado y en busca de nuestra recompensa: grosera hamburguesa con papas fritas y bebida. Ya de vuelta a casa pensando en lo que falte (que no es casi nada), la despedida que está planeando la familia y los amigos, y a disfrutar!!! 

Carlos Perez Zamorano
Twitter: @CarlosPerezZamo

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *