Trail Run UC: Bajo el Sol, sin Sombra

doite-trail-run-uc116De pie en la partida de los 42K (44,2) sin nervios aparentes, lista para disfrutar de lo que yo creía sería un entrenamiento más por los senderos de la pre cordillera. Como siempre latente el ambiente de adrenalina colectiva antes de dar inicio. Largábamos a las 07:30 en punto. Comenzaba así un tranquilo ascenso por un falso plano, la temperatura era perfecta, estaba claro, pero el sol aún no se asomaba en la frondosa cordillera.

Los senderos eran apacibles y se sentía una ligera humedad. Bajo la sombra de la cordillera podías ver el realce de los colores, verde los arbustos y majestuoso cielo azul. Perfecto para testear el recorrido y mentalizar el segundo giro, pues de debe hacer 2 veces la misma ruta de 22K para completar la distancia. Después de algunos kilómetros de toboganes de sube y baja, permitiendo correr a buen ritmo, comenzaba el verdadero desafío. Poco a poco los corredores comienzan a bajar la marcha, momento preciso para utilizar los bastones.

Solo era viable llevar un ritmo constante de caminata rápida, y optimizabas energía marchando con los cuatro apoyos, la naturaleza imponente frente a las débiles extremidades de nuestra humanidad. Avezados intentan correr en la escarpada rocosa, teniendo que detenerse a descansar por el esfuerzo. De ahí hasta el Morro Guayacán y pasando por un par de falsos planos y leves toboganes, la ascensión no daba tregua. Contemplar los alrededores amortiguaba un poco el esfuerzo físico. Si bien la altimetría estaba en nuestros dorsales, y uno antes de la carrera la revisa, aparentemente no se veía tan rudo, pero créanme que lo era. Una vez llegado al punto más alto de la ruta, se asoman los primeros rayos de sol, ideal para tomar un respiro, observar la inmensidad de la naturaleza y comenzar el descenso.

doite-trail-run-uc226Fue bastante rápido, senderos agradables, sombra a ratos, los últimos 5 kilómetros del giro presentaban unas pequeñas ascensiones, lo que de alguna forma juega en contra mentalmente. Una vez retomando el camino de auto, sabes que son pocos los kilómetros que quedan para completar la mitad de la carrera, un alivio que dura unos minutos. Llegando al campo base, donde converge el punto de partida, cuarto PAS, y meta, se siente el ánimo del resto de los corredores y el animador, la energía que fluye en los potentes competidores de los 10K, que daban largada a su distancia. Momento ideal para absorber las vibras positivas, totalmente esenciales para lo que se venia. Debías reponer energías, hidratarte, abastecer lo necesario hasta el próximo PAS. El sol ya apostado sobre los senderos no daba tregua. Comenzaba la segunda parte, y lo mas difícil se veía venir. Aunque ya conocías el recorrido y podías anticipar como dosificar la energía, el ambiente al cual te enfrentabas había cambiado completamente. Desde la temperatura que era bastante elevaba hasta la sequedad de los senderos, a ratos te hacía dudar si ibas por el mismo camino, pero el marcaje era tan evidente que era imposible errar.

doite-trail-run-uc508Entre el agotamiento muscular y el cansancio mental te enfrentas a los demonios del DNF. No era una opción, si bien no podías llevar el mismo ritmo que en el primer giro, el conocer la ruta te permitía dosificar. Una vez comenzado el descenso el alivio de completar 3/4 de la distancia ayuda a mantener un ritmo y alcanzar el objetivo. Los impetuosos mantos rocosos de cordillera que veías a tu alrededor no dejaban de hacer sentir la inmensidad a la que te enfrentabas, desafiándola. Pasando por el último PAS, es momento de concentrarse en la meta, aunque el cuerpo ya cansado, las musculatura un poco fatigada, tu mente es la que toma las riendas de la etapa final. Comienzo lentamente a tomar ritmo suave, los toboganes se tornan verdaderas molestias y mientras avanzas, anhelas escuchar esa voz del animador esperanzadora. Los últimos kilómetro se vuelven eternos, aunque ya es solo bajada. Saco energías que de alguna forma uno deja para el remate, pinzas en todos los entrenamiento, en esas molestas repeticiones, en los largos indeseables en plano, en la voz de tus entrenadores motivándote a dar lo mejor de ti. Pasa por tu mente la vida en un par de segundos, y te das cuenta que lo has logrado.

Una dura carrera que, sin duda, quedará agendada en los próximas ediciones. Excelente logística, el marcaje en ruta era evidente, los PAS estaban en los kilómetros esenciales para una hidratación justa y evacuación en caso de ser necesario. En la meta la recepción para los corredores era óptima, con hidratación, alimentación y acogedora sombra. Masajes de recuperación, y animada premiación.

Agradezco a la organización, por cada detalle, y preocupación real hacia cada corredor. A mis entrenadores, Road Runners Chile, Stgomrco y Tienda Estilo Alpino, por el apoyo incondicional, y a todos quienes creen en mi.

468 ad

1 Comment

  1. Buen relato. Felicidades Loreto!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.