Todo el Power en trail running

Mi acercamiento en los últimos años a un producto Power fue por una lectura. Sí, leyendo un entretenido libro llamado simplemente “Correr” de Echenoz, que relata la historia de Emil Zátopek, nada especial dirán, pues bien, en el relato que se centra en la antigua Checoslovaquia él cuenta sus peripecias para convertirse en el atleta exitoso que fue, pero me llamó la atención una de sus experiencias, él trabajó en una fabrica de zapatos Bata.

Desde ese momento comencé a mirar con ojos más infantiles las vitrinas de cada tienda Bata, eso hasta este verano que me llamó la atención un producto especialmente creado para el trail running, eso al menos, señalaba en una de sus caras la zapatilla. El modelo Zion, es una zapatilla agresiva para trail running, con una buena ventilación en el menor peso posible, con una suela de agarre multidireccionales para una excelente tracción. También incluye la nueva tecnología ESS, que mejora la estabilidad y el apoyo. Todo esto es lo que señala la marca a propósito del modelo que me llamó la atención en la vitrina.

Desde que tengo el par de zapatillas en mis manos pienso en hacer un extenso e intenso review, es como si recordara mis primeras zapatillas y pudiese evaluar hoy el porqué duraban tanto en aquel entonces, espero llevarme sorpresas, buenas claro.

En orden cronológico las zapatillas me acompañaron en Ultra Senderos de los Volcanes (30k), El Origen (65k), Patagonia Run (21k) y concluyo su uso para Ultra Fiord (70k), Spartan Race (7k) entonces en carrera más de 190 kilómetros y otros tanto corriendo me dan para contar lo siguiente.

Quedé gratamente sorprendido, a primera vista la zapatilla parece un compilado de lo que hemos visto en otras zapatillas de trail, es como si las hubiesen metido a una juguera y el resultado sería este modelo llamado Zion. El costo/beneficio creo sería para el mejor lanzamiento del año, si en Chile hiciéramos esa premiación.

El primer uso fue camino al Parque Metropolitano de Santiago y las odié, tuve que correr con ellas unos 500 metros por veredas y no me gustaron nada, muy duras y poco flexibles, bueno, “voy en asfalto” pensé. Ya en senderos tipo single track se comportaron perfectamente, al meterme en senderos mas técnicos las zapatillas comenzaron a hacer su trabajo. Es una zapatilla que cumple a cabalidad lo que ofrece, buen agarre cuando se necesita, liviana para ser una zapatilla de cerro -sin que por ello sea minimalista-.

La segunda carrera –El Origen– es una carrera por etapas que se corre en 3 días, hasta sumar la distancia de 65k aproximadamente. En esta carrera tuve que cruzar lagos, bordearlos y lidiar con cenizas volcánicas, luego de todo ese desgaste siempre terminada metido en el lago frío para calmar las piernas, siempre tuve miedo de que las zapatillas se pusieran duras al día siguiente o se deformaran, nada de eso ocurrió y las seguí castigando cada día.

Una de las últimas pruebas que les hice fue en Ultra Fiord, ya sabiendo que las zapatillas me habían respondido bien en 3 eventos con superficies distintas, pensé que sería bueno probarlas en una carrera salvaje y acá se graduarían. Debo comentar que en todos los usos anteriores mis pies no sufrieron de molestias o roces que me hubiesen generado perdidas de uñas o ampollas. Todo partió excelente hasta que en el kilómetro 4 rompí mi cordón, no me di cuenta sino hasta un par de kilómetros más adelante que miré con detención mi empeine y ya no tenía mi chip. Luego lo recuperé y de paso hice un nuevo amarre con los cordones que me dejó la raíz que seguro se quedó con mi chip kilómetros atrás. Esta carrera es conocida por las cantidades de barro y turba propios de la zona de fiordos en la Patagonia, me enterré en el barro más de una vez, resbalé otras tantas, pero nunca la zapatilla llevó más barro que lo común, no noté peso extra cuando salía de esas zonas.

Para cerrar el ciclo intensivo y extensivo de este review, fui a la versión sprint del Spartan Race realizado el fin de semana. Nuevamente barro, agua y obstáculos que me obligaban a mostrar lo mejor de mis destrezas espartanas y claro las zapatillas vivieron para contarlo, al escribir este review/relato, miro sus plantas y no existe un desgaste significativo respecto al uso dado, la capellada ahora comienza a mostrar signos de desgaste en el borde externo producto de los roces con rocas, ramas y un sin fin de cosas que encuentras en las rutas de trail, tampoco veo calugas desprendidas.

En resumen, si deseas comenzar a correr y no deseas volverte loco comprando una zapatillas de 60 mil, 80 mil o pagar por sobre los 100 mil pesos chilenos, creo que tu opción debería de ser este modelo de Power, que sin pretensiones creo se convertirá en la mejor elección que alguien que espera una muy buena relación precio/calidad. Para los corredores que ya llevan más tiempo en el trail, podrían sorprenderse de su uso en los terrenos típicos que acostumbramos a entrenar o “competir”. 

 Disponible en todas las tiendas Bata del país a un precio de $29.990 (precio normal del Zion son $32.990) .-

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *