Samsung Gear S…

Décadas atrás tener un reloj con calculadora era muy cool, eras la envidia en el colegio. Luego tener un reloj que funcione como radio comunicador, era propio del Inspector Gadget. Actualmente la idea es que el reloj sea una extensión de tu teléfono y esto ya se logra con los smartwach. Los smartwach son relojes a los cuales lo mínimo que puedes pedirle es la hora, actualmente estos dispositivos te permiten duplicar las funciones de tu teléfono, tienen la posibilidad de incorporar un chip adicional, y claro, conectarse a wifi, 3G y bluetooth.

Probamos durante unos 10 días el Samsung Gear S, un modelo muy elegante, pantalla curva (2 pulgadas y resolución 480 x 360 pixeles) y claramente está pensado para que no te lo saques en el día a día. Estábamos acostumbrados a los relojes con GPS, de apariencia ruda o si lo ocupabas en el día a día laboral, queda en evidencia de que eres un deportista o montañista. En este caso (Gear S), pensarán en tu buen gusto al ver este smartwach.

Vamos a la experiencia de uso de este dispositivo.

El Samsung Gear S es un reloj de peso similar a un GPS tradicional (67 gramos) que usan muchos runners de calle, aunque este está pensado en como dije ser una extensión de tu celular, puedes acceder a todo el menú de aplicaciones que tengas en él, ver mails, llamados (previamente configurados desde tu celular), conectarte a Nike+, o con la aplicación que tiene por defecto la S Health, que luego se actualizará sola cuando tu reloj y celular estén cerca (mediante el bluetooth).

Corrí varios kilómetros con él, muy intuitivo en su uso y aún así creo no le saqué el provecho que podría, pues lo usé finalmente para salir a correr y en una que otra actividad social.

En los primeros trotes le cargué música, mucha música para eso están sus características técnicas: 512 MB de RAM, 4GB de memoria interna, 300 mAh de batería, y claro, conectividad independiente del móvil utilizando 3G. La música la escuché a través del dispostivo de audio bluetooth Samsung Level, que al ser usado en distintos momentos (trote, bici, caminar, trekking) creo se le saca mejor provecho en las caminatas o trekking, pues por la bici es mejor andar atento del tráfico y en el trote el dispositivo baila un poco y podría molestar si corres muchos kilómetros por salida.

Lo que suma es su independencia, la posibilidad de tener un chip exclusivo pero configurado con tu teléfono te permite salir exclusivamente con este dispositivo y dejar tu teléfono en casa, sin duda, menos es más cada vez que sales a hacer deporte.

Si estás pensando en reloj para correr y no te convencen los GPS tradicionales, sin duda, un smartwach es tu mejor opción. 

468 ad

Trackbacks/Pingbacks

  1. Garmin Forerunner 630 | Solo Running - […] pues salimos con él y lo probamos. Ya hemos hablado de relojes de la línea Smart Watch como el…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *