Sabes que eres un corredor cuando…

arrow02 ¿Quieres colaborar con esta lista? Agrega una frase utilizando el hashtag #EresUnCorredorCuando en Twitter o Facebook y la incorporaremos.

001 – Utilizas el pulsómetro como reloj aunque no estés corriendo.

002 – Tus compañeros de trabajo te llaman “el masoquista”.

003 – Disfrutas al correr bajo la lluvia.

004 – Tus héroes son todos africanos y ya te estás pareciendo a ellos.

005 – Ya no te da vergüenza usar patas de lycra.

006 – Eres el único al que no le importa que el ascensor no funcione.

007 – Siempre tienes hambre.

008 – Eres capaz de viajar 1.000 kms. para una competición de 42 kms.

009 – Sabes dónde está ubicada la banda iliotibial.

010 – Cuando te preguntan tu edad, tu respuesta es “30-35 años”.

011 – Te sabes las distancias a todas partes con una precisión de 0.1 kms.

012 – A los tres meses miras tus zapatillas de correr y piensas que ya es hora de cambiarlas.

013 – Perder una uña no es algo malo.

014 – Puedes pronunciar los raros nombres de esos corredores keniatas.

015 – Tienes un cajón lleno de medallas y otros recuerdos de carreras y no estás seguro de qué hacer con ellos.

016 – Tu trotadora tiene más kilómetros que tu auto.

017 – Cuando alguien te pregunta qué hiciste hoy le respondes con un número.

018 – Dedicas más tiempo a mirar rutas por las que salir a correr cuando visitas una ciudad nueva antes que investigar los monumentos turísticos.

019 – En un día “suave” corres 10 kms.

020 – Sabes como tomar agua en medio de una carrera sin ahogarte ni derramarla por todas partes.

021 – Tu fisioterapeuta te conoce por el sonido de tu voz cuando llamas para pedir cita.

022 – Puedes alucinar y sentir euforia sin tomar ninguna droga.

023 – Sabes el tiempo necesario para hacer la digestión antes de correr.

024 – Tienes más calcetines de correr que de vestir.

025 – El vendedor del local de zapatillas ya conoce tu nombre.

026 – Al menos uno de tus nombres de usuarios o contraseñas tiene la palabra “run”, “running” o “corre”.

027 – Tu primer pensamiento al despertar es qué tan altas están tus pulsaciones en reposo.

028 – En el maletero del coche llevas ropa deportiva por si acaso.

029 – Empacas más ropa de running que trajes de baños para tus vacaciones de verano.

030 – Los viernes te acuestas más temprano que el resto de la semana.

031 – Las únicas fotos que tienes estando solo son de alguna carrera.

032 – Siempre tienes tu próxima carrera apuntada en el calendario.

033 – La enfermera se asusta porque tus pulsaciones están en cuarenta.

034 – Usas tus shorts de running debajo de tu ropa de trabajo para salir más rápido a correr a la hora de salida.

035 – Ves un campo de golf e inmediatamente piensas en lo agradable que sería correr por ahí.

036 – Tratas de convencer a todo el mundo de que corra 5 kms “porque eso no es nada”.

037 – Tienes una uña del pie estropeada.

038 – Puedes recordar el tiempo exacto de una carrera de hace cuatro años, pero no puedes recordar los cumpleaños de tus amigos.

039 – Cuando te invitan a una boda tu primer pensamiento es si coincide con alguna carrera.

040 – Sabes más de rodillas que un médico.

041 – Sientes celos cuando pasas por al lado de un corredor con el auto.

042 – Te molesta la gente que llama “maratón” a cualquier carrera.

043 – Tus actualizaciones de Facebook o Twitter incluyen actividades de running.

044 – Te fijas en las zapatillas que usan otros.

045 – Quieres matar a tu médico cuando te dice que no puedes correr durante un par de semanas.

046 – Estás planteándote escribir un blog sobre running para contar tus experiencias.

047 – Miras los talones del que va delante y tratas de analizar el tipo de pisada que tiene (pronadora, supinadora o neutra).

048 – Te puedes tomar 4 litros de agua seguidos.

049 – Te emociona que en tu próximo cumpleaños entrarás en otra categoría o “age group” en las carreras.

050 – Sabes la ubicación de cualquier baño público o lugar donde tomar agua en las cercanías de tu casa.

051 – Tus amigos saben que no deben llamarte después de las 21:00 hrs.

052 – Sabes que la ropa de algodón no sirve para correr.

053 – Usas camisetas con frases graciosas.

054 – Te parece que la diferencia entre 10 km/hora y 11 km/hora es inmensa.

055 – Gastas más dinero en ropa deportiva que en ropa casual.

056 – Plátanos, pasta, agua y granola son el 80% de tu dieta.

057 – Tu familia ya no te recrimina que corres mucho o estás muy flaco.

058 – Te levantas más temprano los fines de semana que los días de trabajo.

059 – La únicas veces que dedicas tiempo a grandes proyectos de tu casa es en época de tapering o durante tiempo de recuperación.

060 – Te preguntan frecuentemente “¿Cuál es tu próxima carrera?”

061 – Gracias al running has viajado a lugares que jamás pensaste conocer.

062 – Tus amigos no corredores te preguntan “¿Corres 42K…? ¿Sin parar?”

063 – Usas las palabras “10 kilómetros” y “fácil” en la misma oración.

064 – No corres para adelgazar sino que adelgazas para correr.

065 – Desayunas a las 4 de la mañana.

066 – Sales escondido a correr porque te da pena decirle a la familia que vas por tu segunda carrera del día.

067 – Sueñas que corres.

068 – Has usado una camiseta vieja de una carrera para lavar tu auto.

069 – Te preguntan cuánto entrenaste, tu respuesta es “como tres, cuatro horas”.

070 – Cuando viajas, las zapatillas las cargas en el equipaje de mano.

071 – Planeas tus vacaciones alrededor de competencias.

072 – Haces tu propio isotónico.

073 – Sabes lo que es un raramuri.

074 – Ves maratones por televisión.

075 – Consideras los geles un grupo más de la pirámide alimenticia.

076 – Conoces todos los modelos de zapatillas por el tipo de pisada.

077 – Ya nadie pelea contigo porque sales a correr un 25 de diciembre.

078 – Los geles y las barras de energía te empiezan a gustar y tienes un sabor preferido.

079 – Conoces a todos los corredores de tu barrio.

080 – Sabes nombres rimbombantes como “fascitis plantar”.

081 – Mezclas Gatorade con agua porque “la concentración comercial no es la correcta”.

082 – Te da risa cuando alguien pregunta “¿Qué tan largo es ese maratón?”

083 – Usas patas de lycra de más de un color.

084 – Incluso tus zapatos casuales están relacionados con Asics, Nike, Adidas, New Balance…

085 – Tu reloj es más caro y complicado que tu auto.

086 – Criticas el estilo de otros corredores cuando andas en auto.

087 – Te unes a la carrera de tu empresa para mejorar tu velocidad.

088 – Cuando te piden una foto para una solicitud de trabajo, lo único que tienes son fotos de carreras.

089 – Puedes recitar de memoria la cancion de “Carros de fuego” o alguna de Rocky.

090 – Corres 14 km, te bañas, te vistes y desayunas, y cuando el resto de la gente se despierta te pregunta “¿Qué pasa, hoy no corres?”

091 – Cuando estudiabas reprobaste tres veces química, pero ahora podrías dar toda una charla sobre lactato.

092 – Compras vaselina por galón.

093 – Conoces las citas de corredores famosos de memoria.

094 – No puedes correr en el gimnasio porque la cinta tiene un límite de 30 minutos (de todas maneras correr en cinta te parece una mierda).

095 – Dejas de hacerte pedicure y agradeces al cielo cuando formas callos (porque reemplazan las ampollas)… A final de cuentas ¿quién necesita uñas en los pies?

096 – Consideras al trabajo en la oficina “tiempo regenerativo entre sesiones de entrenamiento”.

097 – En algún entrenamiento te adelantan presupones que ese corredor está haciendo una distancia más corta.

098 – Sabes cuánto calzas en US, UK, EUR y cm.

099 – Ya has leido “Nacidos para correr”, “De qué hablo cuando hablo de correr” y “Correr o morir”.

100 – Ya no odias los baños portátiles. De hecho, ha habido ocasiones en que has estado feliz de ver uno.

101 – En tu smartphone tienes al menos una aplicación para medir kms.

arrow02 ¿Quieres colaborar con esta lista? Agrega una frase utilizando el hashtag #EresUnCorredorCuando en Twitter o Facebook y la incorporaremos. 

Arriba