Recorrido UMA 2014 en Mendoza

Estamos a más de 4200 msnm (metros sobre nivel del mar) mirando la pared sur del Cerro Aconcagua (cumbre más alta de Sudamérica con 6962 msnm). A nuestra izquierda nos acompaña un glaciar cubierto de una capa de tierra que onduladamente ha tomado esas formas producto del fuerte viento. Miramos la pared -altamente técnica para su abordaje-y nos cuentan que, al menos, 6 cuerpos de andinistas están en ella y que no lograron hacer cumbre. Sin embargo, la vista es conmovedora.

El motivo de lograr presenciar lo antes relatado, es porque se hace el lanzamiento del Ultra Maratón Aconcagua UMA, evento que se realizará en noviembre del 2014 y tendrá distancias de 21k y 50k, precisamente esta última como punto de retorno en la pared sur.

Los chilenos hemos pasado en bus o en auto tantas veces por el costado de este cerro, que casualmente no me fue extraño alojar la noche previa en Puente del Inca (2700 msnm). Hemos parado a sacarnos fotos precisamente en este lugar, luego de cruzar por el Paso Los Libertadores. Al ingresar al Parque donde se encuentra el Cerro Aconcagua, por su magnitud, pienso que es de carácter nacional, y me equivoco, su administración es provincial.

La idea es tomarse 3 días dentro del parque para conocer, al menos, el 80% de la ruta, ya sea en formato trekking o haciendo trail running.  Luego de chequear que la altura no me hace nada mal, opto por lo segundo.

El primer tramo, desde el ingreso (Horcones 2800 msnm), hasta donde estará el campamento base (Confluencia, 3300 msnm) recorre unos 8k aproximadamente y pretende ser un tramo de adaptación. Decido recorrerlo tomándome todo el tiempo del mundo, claro que procuraré no hacer trekking, sino que siempre estar moviéndome más rápido, trote suave, mas intenso… eso dependerá de mi respiración y toda la información que mi cuerpo vaya enviándome.

Correr y ver como aparecen las altas montañas es un espectáculo; a veces viento, mulas bajando, sol. Toda una maravilla. El trayecto me tomó 80 minutos, el campamento base es pequeño, algunas carpas de Aymará y módulos para comer y dormir. La atención de los chicos que administran el campamento es genial, pasan temporadas de 4 meses y sólo tendrán 10 días para «bajar», todo un merito mantener la buena onda en este contexto.

El segundo día es el más duro, conoceremos la pared sur del Aconcagua, el tema es que debemos ir y volver desde Confluencia, unas 8 horas totales al parecer. Me decido a hacerlo en trekking con el grupo en la subida, así me adapto y veo las características del terreno, ahora no serán solo 500 mts de altimetría positiva, sino que en otros 8ks serán 1000 mts de altimetría acumulada.

Avanzamos con paso firme con Abel, un uspallatino que entre conversa y conversa nos damos cuenta que el grupo quedo atrás. Estamos en plena base de la pared sur en unas 3hrs aproximadamente, la belleza del sitio es indescriptible, las fotos sacadas con mi celular -un smartphone, que en este contexto no pasa de ser una cámara fotográfica- creo que no serán reflejo de lo visto y sentido. Comemos la ración de marcha y esperamos que llegue la totalidad del grupo, para luego bajar corriendo.

No tenemos claro cuánto nos demoraremos, pero iremos parando para llegar los 3 juntos, digo esto, pues se nos unió Celso, otro mendocino y funcionario de la Municipalidad de Las Heras.

Posteriormente disfrutamos de la bajada de mil metros en sólo 8k, en 1:40 hrs. Ya estamos en el campamento base, lo que viene ahora es descansar y tomarnos unos mates amargos, no sin antes, claro, ayudar a los chicos del campamento con unas carpas que se estaban volando producto de unas ráfagas de viento.

El UMA promete, no es común que este tipo de eventos se lance a un año exacto de su realización. La producción ya cuenta con que en la distancia de 50k, sus participantes sumen un punto para UTMB (UltraTrail Du Mont Blanc), carrera que requiere de una cantidad de puntos mínimos para postular. Demás está señalar que la organización y el gobierno local y nacional, a través de Romina, Jaime, Diego y todo el equipo demostraron que el evento, en su primera versión del 2014 será único de este lado del mundo.

Los recorridos son de asegurada belleza, la preocupación por el participante obligará a que, al menos, pasen una o dos noches en altura como forma da adaptarse los días previos del evento, con ésto te aseguras no tener inconvenientes en la exigencia de la ruta y evitar posibles «males de altura», lo mejor es que podrás conocer al resto de los corredores, pues tiempo tendrás.

Crónica extraída de http://blogs.lasegunda.com/deportes 

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.