Primera capa Lurbel Alaska

Ya hemos tenido la oportunidad de probar dos productos de la marca española Lurbel que nos han gustado muchísimo, el Lurbel Loop Belt y los calcetines Lurbel Desafío Ice y Distance. Ahora ha llegado el turno de probar la primera capa Alaska.

Primeras impresiones

Al tener en nuestras manos esta primera capa se nota lo agradable y suave que es al tacto, tanto por dentro como por fuera.

En esta primera inspección se nota, además, que en esta primera capa hay varios tipos de tejido. El principal que cubre a toda la prenda, otro distinto para la zona de axila, en la parte de atrás del cuello y en la parte trasera a la altura de la cintura, esto principalmente para favorecer la evaporación de transpiración en zonas que son claramente más conflictivas que otras. Un tercer tipo de tejido recorre la prenda desde más debajo de la axila hasta la cintura y el cuarto y último tipo de tejido está reservado para la zona de los codos, a modo de refuerzo.

Ya en la primera postura nos damos cuenta que las costuras son termoselladas y que no se sienten en absoluto. Es realmente cómoda, lo suficientemente ajustada sin ser una prenda de compresión, es muy flexible y el material se estira y vuelve a su posición inmediatamente.

Esta primera capa viene en versión manga larga. Las mangas cubren perfectamente hasta la muñeca, lo que se agradece para los que sufrimos de frío en las manos. Además es 100% hecha en España. Hasta el momento más que bien.

Componentes

La primera capa Alaska está fabricada en un 73% de polipropileno, un 22% de poliamida y 5% de elastómero. Tiene un peso de 108 gramos para una talla M y su corte es unisex.

Posee la tecnología Feel Thermo Plus, esto es un tejido inteligente que permite la mantención de temperatura corporal, al mismo tiempo que ofrece propiedades antibacterianas, inodoras y de expulsión de la sudoración. Cuenta con protección ultravioleta UPF 50+.

Además incluye Dryarn®, una microfibra innovadora de polipropileno con prestaciones de alto nivel porque es resistente y al mismo tiempo ligera, aislante y transpirable, además de ser higiénica, cómoda y ecológica. Un tejido muy estable, que no se encoge ni se dilata como los tejidos tradicionales, que conserva su forma y dura por mucho tiempo. Dryarn® además, puesto que no absorbe la humedad, se seca de modo sorprendentemente rápido, favoreciendo el confort físico y dando a la piel una agradable sensación de frescura y de sequedad.

En terreno

De acuerdo las especificaciones de Lurbel esta primera capa está diseñada para rendir en temperaturas que van desde los -15°C a los 5°C. Fue sometida prueba en el Patagonian International Marathon (PIM), Ultra Trail Torres del Paine (UTTP), Snow Running, The North Face Endurance Challenge (TNFEC), Desafío Cabo Froward y en Patagonia Run. A excepción del TNFEC, que se realizó en Santiago, todas las demás carreras fueron hechas en lugares en donde el frío es real protagonista.

PIM y UTTP se realizaron en el Parque Nacional Torres del Paine, lo que significa muchísimo viento. Y viento helado. En estos casos, sumado a Patagonia Run, se usó la primera capa con una polera encima y un cortaviento encima de todo y funcionó perfecto.

En Snow Running solamente con una polera manga encima y mantuvo la temperatura corporal pese a que parte de la carrera se hizo con nieve y un viento blanco fuertísimo. Pero donde esta primera capa se graduó con honores fue en el Desafío Cabo Froward. Carrera durísima con muchos pasos de agua, y no poca agua, hablamos de al menos 15 kms en los cuales muchas veces hubo que tener el agua del Estrecho de Magallanes a la altura del pecho. Se adaptó perfectamente al frío del momento y retuvo muy poca agua, lo que significó que solo se pasó frío en los momentos en que estaba bajo el agua. Al salir de ella la evaporación de la humedad era lo suficientemente rápida para que al seguir en movimiento no experimentar más que el frío por lo helada del agua.

Consideraciones finales

Definitivamente la empresa española Lurbel nos sigue sorprendiendo con productos de altísima calidad. La primera capa Alaska es un claro ejemplo de ello. Esta prenda es ideal para corredores de calle o trail running que quieran mantener la temperatura corporal en condiciones de frío. Aunque también puede ser usada para trekking, triatlón, ciclismo o cualquier otro deporte en donde la sudoración sea un tema.

Un punto no menor de la Alaska es su relación precio/calidad, cuesta solo $36.500 y está en el rango de prestaciones de prendas de merino bastante más caras.

Está disponible en color negro, gris y blanco y se puede conseguir en tiendas Nordwind Outdoor y Zona Running

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *