¿Por qué no perdemos peso mientras corremos? Parte II

Comiendo mucho para «compensar»

Quemamos muchas calorías mientras corremos. Desafortunadamente, a pesar de que las demandas energéticas de correr son altas esto no significa que podemos comernos un Big-Mac y unas donas sin sentir culpa e igual perder peso. Muchas veces escuchamos a algunos corredores diciendo que se merecen ese «postre» porque corrieron 10k. Del mismo modo, es muy común ver a grupos de corredores comiendo en los lugares menos adecuados después de un entrenamiento largo. En conclusión, correr quema muchas calorías pero debemos ser cuidados de comer inadvertidamente alimentos densamente calóricos y poco nutritivos.

Es importante que le demos a nuestros músculos la cantidad necesaria de carbohidratos y proteínas para que los mismos se recuperen. Esta parte es quizá el elemento más difícil de controlar en términos de pérdida de peso- Como nutricionista y corredora creo que es importante centrarnos en la recuperación y asegurarnos que los músculos tengan los nutrientes que necesitan para reconstruirse y nutrirse. Mientras más duro entrenemos más hambre nos dará y el verdadero secreto es recuperarnos con alimentos nutricionalmente densos y de calidad; sacrificar la recuperación por unas cuantas calorías menos no es un buen plan a largo plazo. Los números en la balanza son arbitrarios y enfocarse en ellos puede resultar desastroso para el progreso como corredores.

Calorías ocultas

Muchos corredores asumen automáticamente que van perder kilos con todo el kilometraje extra que están completando. Sin embargo, no sólo hay que asegurarse de recuperarnos bien después de los entrenamientos duros y largos sino que también hay que tomar en cuenta las «calorías ocultas», estas se presentan en forma de bebidas deportivas y geles energéticos que generalmente tienen un alto contenido calórico.

Es muy importante practicar la estrategia de hidratación y nutrición que usaremos durante las carreras a manera de desempeñarnos a nuestra máxima capacidad ese «gran día»; del mismo modo podemos necesitar estos productos para completar entrenamientos largos y exigentes con la mayor energía posible. Sin embargo, consumir estos productos significa que quemaremos menos calorías en nuestros entrenamientos; de nuevo: es muy importante contar con estas calorías extras para nuestro rendimiento óptimo, pero puede ser una de las razones por las que no perdemos tanto peso como cree que deberíamos estar perdiendo.

Enfoque en las medidas correctas

La conclusión es esta: correr no dará lugar a una pérdida de peso inmediata. Sí… correr quema más calorías que cualquier otra actividad pero la balanza no debe ser el principal indicador a través del cual debemos medir nuestra condición física y progreso.

Es lógico que la pérdida de peso sea un objetivo importante para muchos corredores pero no debemos convertirnos en esclavos de los números en la balanza en lugar debemos prestar atención a como nos sentimos: ¿Tenemos más energía? ¿Nos sentimos más fuertes entrenando? ¿La ropa nos queda mejor?, estoy clara en que estas no son medidas absolutas pero son medidas precisas de nuestro progreso. 

Paola Rodríguez Giustiniani

Licenciada Nutrición y Dietética (Universidad de Los Andes; Mérida – Venezuela)

Especialista Nutrición Clínica (Universidad Simón Bolívar; Caracas – Venezuela)

Especialista Nutrición Deportiva (Comité Olímpico Internacional)

ISAK 2 – Maratonista

Twitter: @PaoGiusti

Arriba

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.