¿Por qué no perdemos peso mientras corremos? Parte I

Quizá entrenar para lograr un rendimiento óptimo es nuestro principal objetivo como corredores, sin embargo, muchos atletas tienen metas secundarias entre las cuales perder peso y mantener un buen estado de salud se encuentran entre las principales. Ciertamente, a veces estos dos objetivos: lograr una nueva marca personal y perder peso van de la mano, pero generalmente tendemos a dejar que la pérdida de peso ocurra por sí sola a medida de que el cuerpo se adapta al entrenamiento y al nuevo nivel de aptitud atlética.

Sin embargo, es muy frecuente que los corredores quieran apresurar un poco la pérdida de peso. Desafortunadamente, en algunos casos cuando un corredor comienza a entrenar seriamente la aguja en la balanza no se mueve hacia abajo inmediatamente y en algunos casos quizá se mueve en la dirección opuesta. Este hecho puede ser frustrante y desmoralizante para algunos. Ahora bien, si logramos entender la ciencia detrás de la pérdida inicial de peso y las razones prácticas por las cuales ocurre podemos medirnos a nosotros mismos y no desanimarnos sino de hecho tener ganancias positivas al largo plazo que se reflejaran en nuestra condición y tiempos de carrera. De modo que, he aquí algunas razones por las cuales se podría aumentar de peso mientras se está entrenando.

La balanza nos miente

Si la balanza fuera un humano la podríamos considerar como una mentirosa. La balanza solo nos da un número: nuestro peso absoluto, que no es una medida adecuada de lo que realmente está pasando en el cuerpo. Si tomamos un galón de agua podemos ganar aumentar 3,5 kg de inmediato. Si nos quitan un riñón podríamos perder 1 kg; estos son ejemplos extremos pero de alguna forma prueban que nuestro peso absoluto en una balanza no es siempre un indicador confiable de los cambios en nuestras condiciones físicas, he aquí algunas razones por las cuales la balanza nos puede estar mintiendo:

Almacenamos más agua; Cuando aumentamos la carga de entrenamiento mientras nos preparamos para una carrera, nuestro cuerpo comienza a almacenar más agua para reparar fibras musculares desgastadas y para entregar glucógeno (combustible) a los músculos que trabajan mientras nos ejercitamos. Del mismo modo, podemos estar ingiriendo más agua para suplementar los kilómetros que corremos y permanecer hidratados. Todo esto añade peso a la balanza, pero no es un indicador de que estamos ganando grasa.

El músculo pesa más que la grasa; Es obvio que no nos vamos a convertir en físico-culturistas tras algunos días o semanas corriendo, pero nuestro cuerpo comenzará a construir músculo y a quemar grasa; esto es fantástico para las condiciones generales y para los tiempos de carrera, pero en algunos casos se puede estar ganando peso al reemplazar tejido de baja densidad (grasa) por tejido de alta densidad (músculo) Quizá esto no se vea muy bien en la balanza, pero de hecho es un indicador de una mejor composición corporal y por ende mejores tiempos de carrera.

Buscando resultados a corto plazo

Se necesita un déficit de 3.500 calorías para perder medio kilogramo. Deberíamos apuntar a un déficit calórico de 300 a 600 calorías diarias si queremos perder peso de una manera sana y segura. Esto significa que se puede perder de medio a un kilo por semana. Chequear la balanza todas las mañanas va a revelar poco acerca del progreso a corto plazo o del estado de la pérdida de peso. Si nos pesamos todos los días simplemente estamos midiendo las fluctuaciones diarias de nuestro estado de hidratación. Al igual que no podemos esperar bajar un minuto en nuestro tiempo de 5k después de una semana de entrenamiento no podemos esperar perder 3 kilogramos después de una semana de actividad física. 

Paola Rodríguez Giustiniani

Licenciada Nutrición y Dietética (Universidad de Los Andes; Mérida – Venezuela)

Especialista Nutrición Clínica (Universidad Simón Bolívar; Caracas – Venezuela)

Especialista Nutrición Deportiva (Comité Olímpico Internacional)

ISAK 2 – Maratonista

Twitter: @PaoGiusti

Arriba

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.