MTB Rapa Nui 2016

Debo reconocer que en la previa el MTB Rapa Nui me parecía ser la más interesante de las tres competencias del Trofeo Rapa Nui de Olimpo Producciones. Esto principalmente por el recorrido de la carrera. Tanto el Triatlón Rapa Nui como el Maratón Rapa Nui se realizarían sobre la ruta del camino a Anakena, que es precioso por lo demás, pero en el MTB tendríamos la oportunidad de recorrer lugares tan emblemáticos de la isla como el Rano Kau, Orongo, Rano Raraku, Ahu Tongariki, entre otros, todo esto a través del camino de la costa.

La largada estaba programada para las 10:00 hrs. del sábado 4 de junio. Esta sería en Hanga Roa frente al gimnasio. Con todo listo y dispuesto solo quedaba evaluar la estrategia de la carrera. El plan era simple, aguantar y disfrutar. Mi preocupación más grande era que las piernas me habían quedado muy cansadas después del pedaleo del triatlón y se venían unos duros (pero hermosos) 70 kms para terminar de cansarlas. Nuevamente en la caramayola llevaba Vitargo y en los bolsillos traseros de la tricota de la carrera puse solo gomitas Squeezy. Considerando que estaba cansado preferí no llevar geles por la posible incomodidad de tener que abrirlos arriba de la bici, las gomitas se veían como ideales porque estaban sueltas en el bolsillo de tal manera que iba sacando de a una rápidamente. Solo había un puesto de abastecimiento cerca de Anakena, de tal manera que el plan era hacer que la caramayola durara hasta ese punto y ahí hidratarme bien y rellenar para la segunda parte de la carrera.

Puntualmente largamos y vamos recorriendo la costa hacia el sur. La gente en las calles nos aplaude y da ánimos. Hasta el momento todo bien, incluso en el camino veo a Claudia Cordova (quien ganaría el Maratón Rapa Nui el día siguiente) y a Mauricio Escobar, choque de manos y a seguir en dirección a Orongo. Progresivamente el camino va ganando en pendiente y mis piernas me lo hacen saber. Esta subida tan al inicio de la carrera es lo último que necesitaba considerando el cansancio acumulado. Esta subida no tiene tanta pendiente pero es larguísima y llena de hoyos, lo que significa que aparte de ir sufriendo con la subida misma debes ir esquivando cráteres. De a poco en la subida voy haciendo cambios de la bici que me permitan ir más cómodo, al cabo de un rato ya no hay más cambios disponibles y ahora todo depende mis piernas. En el camino me encuentro con una corredora local y el ir conversando de la carrera, de la isla, de la vida en general me permite olvidar el cansancio. A medida que avanzamos es más hermosa la vista del Pacífico y hacia atrás nuestro la vista de Hanga Roa.

Finalmente llegamos al punto más alto desde donde se puede ver el cráter del Volcán Rano Kau, bajada de la bici para observar el espectáculo que nos regala la naturaleza y a seguir. Ahora toda la dura subida de ida es una bajada exquisita, que podría serlo aún más si no fuera por los hoyos del camino, algunos muy grandes considerando la velocidad en la que se baja. Además de los hoyos en todo el camino hay muchos animales sueltos, principalmente caballos y vacas, lo que significa que igual hay que ir muy alerta.

Luego de esta bajada hacemos un giro y nos vamos por el camino que va paralelo al aeropuerto. Como estamos a más altura se ve perfectamente la pista de aterrizaje. En este sector hay muchas más vacas aunque afortunadamente no en el camino. Una fuerte e inesperada lluvia unida a un fuerte viento hacen de las suyas por al menos unos duros cinco minutos. Luego de esa nube loca vuelve el sol y la calma.

Y empezamos a recorrer toda la costa este de la isla en dirección a norte, el espectáculo es maravilloso. Esto debido a la belleza del lugar y por la importancia de los sitios arqueológicos por los que transita la carrera. Pasamos cerca de Vinapu, la caleta Vaihu, Akahanga, Ahu Ura Uranga Te Mahina, One Makihi, Rano Raraku, Ahu Tongariki, Papa Vaka, Te Pito Kura. Lo primero que uno piensa arriba de la bicicleta es que definitivamente hay que hacer nuevamente este recorrido pero deteniéndose en cada lugar. De hecho el lunes arrendamos un auto con Andres Reisz, su mujer Pilar y Mauricio Reveco e hicimos justamente eso, pero eso es parte de otra historia…

Quizás uno de los lugares más emblemáticos de este paso costero es la llegada a Tongariki. Ver a lo lejos los quince moais en perfecto orden te produce algo extraño, de ninguna manera puedes quedar indiferente ante tremendo espectáculo. Y lo mejor es que a medida que te acercas la imagen se hace más y más impresionante. En esta parte lo difícil era seguir esquivando los hoyos de la ruta y al mismo tiempo tratar de mirar a la derecha hacia Tongariki y a la izquierda hacia Rano Raraku, la belleza del sector era mucha.

Poco a poco el camino nos lleva más a la izquierda en dirección a Anakena. Llegamos finalmente al puesto de abastecimiento, tomo bastante líquido y relleno la caramayola y a seguir, una pequeña curva a la izquierda y cambiamos de ruta. Una subida muy fuerte se hace sentir de inmediato. Me demoro alrededor de un minuto en darme cuenta que es la subida de la salida de Anakena! “¡No puede ser!” – pienso – “¡No puedo creer que esté haciendo esta subida por quinta vez!”. Resignación y aguantar es la consigna. A estas alturas al cansancio de las piernas se le suma otro factor: el dolor de culo. En el día de ayer fueron 90 kms de suplicio en la bici y ahora calculo debo estar en el km 40-45. Todavía falta y mis posaderas ya duelen. Es tanto el dolor que una vez finalizada esta subida empiezan las bajadas, acá aprovecho para despegarme del asiento y dejar que el viento ayude a calmar las molestias. Ahhh… Alivio divino…

Esta parte es camino conocido, hasta que en un punto hay gente de la organización avisando que debemos doblar a la derecha y salir del camino que lleva a Hanga Roa e ir en dirección a Ahu Akivi (siete moais). Es entretenido que la gente que nos desviaba también había estado en el triatlón, así nos reconocimos, saludamos, gritos de ánimo y a seguir. En esta zona la ruta vuelve a ser más dura y llena de hoyos. Hasta que el camino empieza a ser de tierra y mucha roca, lo más cercano a un MTB como uno lo entiende. Cruces de agua, sectores con barro y mucha, mucha roca hacen que los sentidos se agudicen para evitar alguna caída. De repente ya tenemos vista a la costa oeste y empieza una bajada muy técnica en terreno muy pedregoso. Al principio bajo muy frenado y con algo de miedo, pero de a poco me voy soltando hasta que ya no freno sino que me dejo llevar. La emoción es fuerte y la adrenalina me da energías para bajar a full, realmente lo estoy disfrutando. Entre medio unas dos subidas que trato de subir pedaleando pero es imposible, me bajo y voy más rápido corriendo con la bici al lado. Hasta que seguimos bajando. Entre medio de estas bajadas alcanzo a ver algunos moais aunque no hay tiempo de girar la cabeza porque eso podría significar la diferencia entre seguir pedaleando y caerme.

Una vez terminado este sector nos desviamos antes de llegar a Tahai por el camino del museo, pasamos por el cementerio y a los pocos metros ya se puede escuchar el sonido de la meta. Volvemos a Hanga Roa y cruzamos la meta. Felicidad.

Consideraciones finales

Tal y como había pensado el recorrido del MTB es realmente hermoso e impresionante. La belleza de los lugares, el verde, el viento que puede tanto empujarte como retrasarte, los animales del camino, el mar, el viento que llena todos tus pulmones y te da energías cuando queda poco, los moais, el saber que estás andando sobre terrenos con mucha historia y llenos de energía hacen de esta carrera una experiencia de vida que debes experimentar. Si estás planeando ir a correr el Maratón Rapa Nui considera además inscribirte en el Trofeo Rapa Nui o al menos en este MTB porque realmente vale la pena y te dará otra visión de la isla que no la tendrás arriba de un vehículo motorizado.

MTB Rapa Nui, historia sobre dos ruedas. 

 Resultados MTB Rapa Nui.

 Galería de fotos Trofeo Rapa Nui | MTB entrega de kits.

 Galería de fotos Trofeo Rapa Nui | MTB.

468 ad

Trackbacks/Pingbacks

  1. Squeezy y Vitargo en acción! | Solo Running - […] el primer día sería el turno de un triatlón en distancia medio ironman, el segundo un MTB que en…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *