Lenguaje Visual del Correr

Katica4Vivimos en una sociedad sobre especializada, donde nuestro afán humano de controlarlo todo nos ha llevado a ordenar el conocimiento en ordenadas carpetas, con lo cual se nos facilita la tarea de definir y nombras las cosas, incluso a etiquetarnos a nosotros mismos: “soy ingeniero”, “soy deportista”, “soy corredor”. A mis ojos todo está relacionado. Mi propio hacer se encuentra fuera de estas divisiones convencionales: hago arte y corro, pero no son dos actividades separadas, no soy artista y corredora, soy artista-corredora; van completamente ligadas y son necesarias entre sí.

Correr siempre fue más que ejercitarme: comencé corriendo con la selección de Cross Country en la UC, y las sesiones de entrenamiento eran una ventana en mi día de estudiante de arquitectura donde dejaba atrás el estrés de las maquetas y entregas y compartía con amigos de otras carreras; aunque al final esas mismas conversaciones sobre temas de sicología, huertos orgánicos o programas ingenieriles me ayudaban a diseñar mis proyectos. Hoy ocurre algo similar, me dedico profesionalmente al arte y salir a correr en las mañanas es tan importante como lavar mis pinceles, e incluso más. Esos kilómetros de trote están llenos de escenas de inspiración: los jardineros regando, Katica3el olor a tierra, el brillo del sol reflejado en nuestro Mapocho, la vista de la ciudad a lo lejos, la combinación cromática de las plantas… El triatlón es también otra de mis pasiones, y sobran las veces que hubiese rogado por tener una cámara o una croquera a mano para poder capturar una chispa de inspiración andando en la bicicleta e incluso nadando en la piscina o en el mar. Repito: todo está conectado. Esa atracción por el deporte, el movimiento, el viento en la bicicleta, la sinuosidad del camino, las formas de nuestros cuerpos se refleja en mis obras.

No soy una triatleta profesional, ni busco serlo, por lo que en mi calidad de amateur fueron grandes logros las dos carreras Half-Ironman que he hecho, y en ambos casos quise llevar al arte un trozo de esa experiencia. En general luego de una larga competencia (y por ello una larguísima preparación previa) boto a la basura mis zapatillas, con el fin de obligarme a renovarlas y no seguirlas usando. En estos dos casos no lo hice, esas zapatillas con las que entrené por meses y con las cuales crucé esas líneas de meta las convertí en obras de arte. Las primeras las pinté y se las regalé a una persona muy querida quien me alentó y acompañó en mis inicios en el triatlón y Katica2en mi primera carrera de larga distancia en Mooloolaba en Australia. Una zapatilla del segundo par, el cual usé para entrenar y correr en el triatlón de Pucón, las intervine con plasticina, técnica a la cual me dedico en la actualidad confeccionando relieves escultóricos con este material.

Mi intención inicial eran que estos objetos de gran carga simbólica no terminarán en el bote de basura; protegieron mis pies y me acompañaron por literalmente más de mil kilómetros, con ellos sufrí durante los duros entrenamientos y también corrieron conmigo felices trotes por los cerros. Su suela desgastada y los hoyos en la tela evidencian su sobreuso, y es lo que las convierte en un talismán personal. No podía botarlas, pero su vida útil como zapatillas de correr había llegado a su fin. Las tuve guardadas por varios meses, casi un año desde que las di de baja, hasta que un día tomé una y sin pensarlo mucho la intervine agregándoles texturas y pétalos de plasticina. Existe un vínculo cromático entre la estética del vestuario deportivo actual y este infantil material de la plasticina, ambos tienen colores vibrantes, fluorescentes y contrastantes. Por ello que esa aglomeración de formas orgánicas y colorinches sobre el zapato parecen una continuación de este objeto, como si se tratasen de plantas y brotes que crecen de él, similar al musgo que crece sobre el tronco caído, donde el tronco ya no es árbol, pero es elemento de nueva vida.

Katica Puga
Artista-Corredora
Instagram.com/Katica_puga

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *