Gabi Dallagnol: Correré mi Primer Major en Chicago

A muy pocos días del Maratón de Chicago le preguntamos a una corredora que la vimos nacer en esto de correr y ya va por su segundo maratón, nada más, ni nada menos que en un Major!

El próximo 7 de octubre, la modelo y runner Gabriela Dallagnol, correrá su segunda Maratón en Chicago, Estados Unidos, una de las seis pruebas que conforman la World Marathons Majors, junto con las de Nueva York, Boston, Berlín, Londres y Tokio.

1) Ha pasado un tiempo desde que conversamos contigo y querías comenzar a correr, no sabias si tu cuerpo estaba preparado, que aprendiste desde estas ganas de correr a estar por realizar tu segundo maratón.

Han pasado más de dos años. Increíble cómo pasa el tiempo! No es fácil empezar algo nuevo y experimentar cosas distintas en la vida. Pero como siempre he pensado, se requiere determinación, tiempo y sobre todo ganas. Cuando me planteé mi primer objetivo, que era correr los 21K de Santiago en 2017, estaba segura que no iba a descansar hasta conseguirlo. En el camino, aprendí a respetar mis descansos y a escuchar mi cuerpo. Así pude conseguir mis primeros 21K, luego mi primera maratón y hoy tengo por delante un nuevo desafío: los 42K de Chicago. Y queda muy poco!

2) Cuéntanos la experiencia del primer maratón en Buenos Aires

Corrí mi primera maratón el año pasado, en Buenos Aires. Fue una experiencia única. Es algo que jamás pensé que podría realizar. En el momento en que terminé, supe que podría lograr todo lo que me propusiera. No es fácil mantener la concentración y la intensidad durante tantas horas. Tus piernas y tu cabeza no te dejan seguir. Todo el tiempo tu mente te dice que pares, que hasta aquí no más llegaste. En ese momento, es cuando tienes que cambiar el switch y escuchar a tu corazón. Ahí es cuando tienes que luchar contra ti mismo y darte cuenta que si entrenaste 6 meses, fue precisamente para no rendirte.

Las maratones no se corren con las piernas, se corren con el corazón. Y después de cruzar la meta, admiré a todas las personas que alguna vez lograron este desafío. Ahí entendí el sacrificio que hay detrás de todas las horas que tuvieron que luchar durante el recorrido.

3) En tu segunda maratón pretendes ir por mejorar tu tiempo de Buenos Aires?

Definitivamente. El año pasado en Buenos Aires, entrené para terminar en 3 horas y 45 minutos. Ahora, me estoy preparando para terminar idealmente en 3 horas y 30 minutos. Sin embargo, no pierdo la cabeza. Si durante la carrera tengo que bajar el ritmo para terminar sana, lo haré. El objetivo principal siempre será terminar la carrera en buenas condiciones.

4) Tuviste una lesión que ha costado irse…

Definitivamente aprendí a escuchar mi cuerpo. Soy súper porfiada, autoexigente y ansiosa. Y durante mi preparación para la maratón de Buenos Aires, me pasó la cuenta. A dos meses de la carrera me dio periostitis, una inflamación de la membrana superficial del hueso.

Gracias al tratamiento de mi kinesiólogo Jerko Lasnibat de Youtopia, la lesión no pasó a mayores y pude recuperarme justo antes de la corrida. Y no sólo eso, pude terminar sin ningún tipo de molestia.

La periostitis es una dolencia común en los runners y este año volvió a saludarme. Pero a diferencia del año pasado, estoy tratándome de manera regular respetando los tiempos de descanso, para llegar perfecta a mi nuevo desafío.

5) Prefieres correr con Pacer o sola?

Prefiero correr acompañada y compartir la experiencia. Lo disfruto mucho mucho más y el tiempo pasa volando!

En Buenos Aires corrí con el coach de Nike, Luis Montenegro (mi Luchin). Fue lo mejor que pudo haber pasado. Sentir su apoyo y consejo hizo que todo fuera mucho más fácil. Este año, él se fue a vivir a Alemania pero ha estado pendiente de mi todo el tiempo. En Chicago tampoco estaré sola, me acompañará Tomás Appelgren un gran partner y un excelente corredor. Juntos vamos por este lindo desafío y desde hace un tiempo nos estamos preparando juntos. Así que vamos con todo!

6) Cómo te preparaste para Chicago?

Semanalmente corro entre 50 y 70 kilómetros. Voy cambiando las distancias para no sobrecargar mis músculos. Si un día corrí 12 kilómetros, al día siguiente descanso y luego retomo con 18 kilómetros, aprovechando que mis piernas están frescas y pueden soportar una mayor distancia.

Dos meses antes de la maratón, hago lo que se denomina “control de 32K”. Se trata básicamente de un ensayo general para evaluar cómo me siento, medir mi ritmo, cuánta agua necesito tomar y cuánta alimentación tendré que consumir durante la carrera. No es que me coma un sandwich, sino que durante el recorrido llevó un promedio de 5 a 6 geles de proteínas para no fatigarme.

En mi alimentación diaria, incluyo muchas proteínas provenientes de la carne, pescado, huevo y yogurt, principalmente. Aunque no lo crean, como muchísimos carbohidratos para no bajar tanto de peso. Tomo 3 litros de agua al día y trato de dormir 8 horas diarias. Porque descansar, también es parte del entrenamiento.

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.