Entrenamiento de invierno

El clima ya está cambiando en la ciudad, las temperaturas están bajando cada vez más por lo que debemos, quienes seguimos haciendo deporte todo el año, estar preparados ante estas condiciones.

La alimentación juega un rol muy importante para  mantener un estado de salud acorde a mi rutina deportiva y a las demandas de la vida diaria, tener un estado inmunológico activo es clave para evitar resfríos y enfermedades típicas de la época invernal como son las enfermedades respiratorias.

Como no todos saben el ejercicio intenso (2-3 horas de entrenamiento diario), es un estresor para nuestro organismo, es decir, hay hormonas propias del estrés circulando por nuestro cuerpo (cortisol y adrenalina) las cuales aumentan el riesgo de padecer alguna infección viral.

Por lo tanto, las personas que realizan deporte de manera crónica, sí tienen un mayor riesgo de padecer alguna de estas enfermedades invernales ya que además se exponen a horarios de bajas temperaturas en donde durante el entrenamiento la temperatura aumenta pero al volver a la calma baja, lo que aumenta el riesgo de resfrío. Pero nuestro organismo si sabe cómo defenderse, al someterse a estados constantes de estrés estimula adaptaciones, que al tener  una adecuada alimentación, hidratación, descanso y sueño, me van a permitir ir adecuándome cada vez más al ejercicio, y a su vez generando, a largo plazo, las adaptaciones positivas.

Pon mucha atención a este y los siguientes artículos donde te daremos algunos consejos  prácticos para evitar los resfríos invernales.

1.    El consumo de frutas, verduras y legumbres, aparte de entregar los nutrientes necesarios para que nuestro organismo funcione de manera correcta, sobre todo al realizar actividad física, nos entregan la fibra alimentaria que es uno de los “alimentos” para las bacterias probióticas que viven en nuestro intestino,éstas fermentan esta fibra y generan sus beneficios, siendo uno de ellos mantener el sistema inmune activo. Por lo tanto es importante no disminuir el consumo de estos alimentos, que es lo que ocurre en esta época, donde se prefieren comidas más calientes o calóricas.

2.  Consumir agua  a diario y sobre todo durante los entrenamientos y competencias. Esto, además de favorecer tu rendimiento, es muy necesario ya que el agua y la fibra alimentaria trabajan juntas para que las bacterias probióticas fermenten estos productos y generen sus beneficios.

3.    Un buen consumo de proteínas, animales o vegetales, también es clave para mantener un buen estado de salud y junto con ello un buen sistema inmune.

4.    La desnutrición no solo se está dada por un bajo peso sino que también puede producirse por una alimentación pobre en nutrientes, lo cual es muy perjudicial para el sistema inmunológico y para salud en general.

Atentos al próximo articulo donde seguiremos dándote consejos prácticos de los expertos en salud y rendimiento de Medpro Clínica. Si necesitas mayor  información contáctanos www.medproclinica.cl 

 Por:      Nutricionista Depotiva Francisca Paraud

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.