Endurance Challenge; De la Montaña a la Ciudad

La 11va versión del The North Face Endurance Challenge y fue especial por un montón de motivos, acá se los contaremos. Emoción y desafío hubo mucho desde la Montaña a la Ciudad, tal como la consigna de este año del evento.

83 competidores finalmente estuvieron en la largada a 3000 msnm y hubo 37 abandonos, es decir, 46 corredores que lograron cruzaron la meta en Hacienda Santa Martina y les hicimos seguimiento por más de 30 horas compartimos en los puestos, caras de ansiedad, rituales de preparación y alegría, mucha alegría.

La sexta

Una nueva versión de las 100 millas en Chile ha entregado muchos aprendizajes y los corredores lo sabían, muchos estaban en esa largada por primera vez, pero ya habían escuchado relatos orales o crónicas de carrera que quienes corrimos en algún momento nos encargamos de divulgar. El aderezo fue un circuito nuevo, las expectativas eran duras, todos apostamos por un número importante de DNF (Dit Not Finish) en el kilómetro 55, sin embargo, no fue así, no hubo un número abultado de talones ampollados como se preveía, un equipo de asistencia médico en camino a Farellones para resolver esto, vehículos de apoyo en Santuario de Naturaleza, aunque el kilómetro 66 si fue el punto donde ya se acumulaban 15 deserciones.

Dropbag

La diferencia de asistencia en el Primer punto de Dropbag, al parecer, si hacía algo de diferencia, se nota cuando hay un «equipo» detrás, el primero (Jhon Barrera) tuvo solo un ayudante en este momento -pero muy eficiente- El segundo (Emma Salinas) tuvo a su equipo de Krunners que lograron resolver todos sus necesidades de manera muy rápida. Y el tercero en meta, sexto en llegar a este punto Enzo Ferrari, tuvo un equipo que muy organizadamente alimentó, recargó de manera independiente a lo que había en el abastecimiento en cuanto a comida y bebidas

Uno de los factores que ayudó a los corredores es que el clima, pues acompañó, la noche no estuvo fría, el día siempre estuvo más nublado, esto es un factor que permitió que más corredores pasarán los 100 kilómetros del recorrido, aunque el segundo dropbag dejó más eliminados, otro 15 corredores más se unieron al grupo de DNF entre el primer punto ya comentado y este; Santa Martina Corte, así se llamaba y estaba en el kilómetro 118, a solo un kilómetro aproximadamente del campamento base donde había comida, amigos, cerveza, música, demasiada tentación junta, sabiendo que el resto de la carrera sería con subidas que ya se la repetían quienes corrieron el año pasado. Uno de los corredores señaló que el director de carrera se había ensañado con ellos en los últimos 40 kilómetros!

Los Pro

Una ruta muy desafiante y tal vez de las pocas en el mundo o la única? No recuerdo 100 millas con mayor desnivel negativo que positivo. El aumento a 2 puestos de dropbag, permite una mejor planificación de carrera y de apoyo en ruta.

Los Contra

La entrega de comida de «verdad» en esta versión quedó al debe, recuerdo en otras ediciones haberlas comido y no las vi en los puntos de dropbag por ejemplo. LA cobertura de otros medios de comunicación, masivos o de nicho.

Como medio tenemos la misión de educar en estas disciplinas y si la información no es en el momento se pierde una oportunidad de mostrar un evento que tiene aún potencial de crecer.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Llega el segundo lugar femenino de las 100 millas de #endurancechallenge Nuestra @navarretedaniela1 

Una publicación compartida de SoloRunning (@solorunning) el

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.