Día de la Madre: Mamá también corre

Ser una mamá corredora es algo que descubrí hace muy poco y ha sido para mi entorno más cercano motivo de inspiración, siempre he tenido un lazo muy cercano con mis hijos, pero mis logros deportivos y mis  medallas me han convertido en su héroe y espero sigan mis pasos.

Desde que comencé a correr y participar en competencias, toda mi calendarización cambio, a las reuniones e apoderados, bingos, cumpleaños, Kermeses, visitas al médico y muchos actos varios, se suman viajes, entrenamientos y carreras, no es fácil compatibilizar todo, pero por suerte todos apoyan y es que entienden que correr se ha convertido en parte importante para en mi vida, es mi momento intimo a solas de introspección, donde he logrado cosas que nunca pensé podría y que alimentan mi alma. Agradecen ver una mamá que hace lo que le apasiona y que antes de ser mamá es ella misma y  si es FELIZ su familia también lo será.  Ser madre NO ME LIMITA, por el contrario me impulsa.

Y claro, aunque correr me encanta, no es fácil encontrar tiempo dónde aparentemente no hay y aunque no soy muy organizada y precisa en mis tiempos, hago todo lo posible para cumplir con el dia a dia; hijos, trabajo, casa y  quedarme con tiempito para visitar algún cerrito, salir con amigos y correr acompañada o viajar y conocer nuevos lugares. Al principio sentía culpa por alejarme de  ellos, pero aprendimos la importancia de la calidad a la cantidad y cuando estoy en casa disfrutamos un millón nuestra compañía y momentos juntos, saben, que lo que hago para mí misma se transforma en amor para ellos.

Y si bien, por el solo hecho de ser madres no somos superpoderosas, correr es una decisión. No hay excusas ni pretextos. Quiero demostrarle a mis hijos que cuando hay una pasión, un sueño o un anhelo, se persigue hasta cumplirlo y se pelea hasta lograrlo! Quiero mostrarles que el deporte es parte fundamental de la vida y que es la mejor inversión para sus cuerpos, no solo física, sino mental y emocionalmente.

Quiero crear recuerdos con ellos incluyéndolos en mis carreras, entrenamientos y paseos al cerro. Quiero superarme cada día para seguir escuchando una y otra vez; “Estamos orgullosos de ti Mamá”, “felicidades, eres la mejor”, aunque haya llegado ultima, porque saben lo que significo para mi llegar hasta ahí y el sacrificio invertido.

No falta quien te dice; “No te cansas?”, “Tanto que entrenas y no ganas nada!” bueno si, si me canso y entreno a diario para correr hasta viejita y quizás no tenga las capacidades (nací con una malformación congénita que requirió de muchas cirugías y mi pie izquierdo no está apto para el trote) para ganar, pero mi gran satisfacción es lograr cada objetivo que me he propuesto y he ganado miles de kilómetros de Felicidad, grandes amigos con tremendas  historias de superación que te invitan a seguir soñando y por supuesto he conocido lugares mágicos.

Amo correr, pero antes de ser corredora, soy mamá!

Leslie Barrenal

Ultra Mami

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *