Corremos Por la Vida Con Bomberos

No es primera vez que nos invitan a una carrera donde el desafío es subir lo más rápido que puedas los más de 2000 escalones del Sky Costanera, el edificio más alto de Sudamérica con sus 61 pisos desde el nivel de la calle hasta un espectacular mirador de la ciudad, pero esta vez, Corremos por la Vida como Bomberos.

En los últimos años, bomberos ha tenido que lamentar la pérdida de voluntarios por infarto al corazón en actos de servicio, siendo este un problema tanto en Chile como en el resto del mundo y estas iniciativas pretenden promover el autocuidado en la fuerza de voluntarios.

Este año fue distinto, había una novedad, nos ofrecieron hacerlo con la vestimenta de Bomberos a lo cual accedimos un poco con curiosidad de sentirse por un momento uno de ellos y para aumentar dificultad lo que claramente era evidente con un traje técnico como este.

La convocatoria

El evento “Corremos por la Vida” en su cuarta versión mantiene los pilares de promover la donación de órganos y la actividad física, los cuerpos de Bomberos de todos Chile y de otros países estuvieron presentes, más de 1500 funcionarios le dieron vida desde las 8 de la mañana.

El evento

Vemos caras ansiosas en toda la calle Nueva Tobalaba justo al costado del edificio, toldos y carpas de prácticamente todas las compañías de Bomberos del País, hombres y mujeres de todas las edades con sus uniformes impecables para una carrera especial, familiares y amigos de los Voluntarios están presentes y ansiosos por el desafío.

Nosotros tenemos el turno a las 10:30, estoy de uniforme y no me muevo de la carpa de Reebok, me da pudor salir a caminar por la cuadra y que me pregunten por mi Compañía jajaja. Bueno ya en la fila, para comenzar a subir, no tengo claro como largar, el uniforme no es muy flexible para moverse y el casco con su peso requiere de fuerza para mantenerlo equilibrado.

Dificultad

Correr con short y polera versus el uniforme de bombero es un mundo aparte, a cada piso aumenta mi respeto a los Voluntarios, los veo cansados, subiendo a paso lento, pero seguro, nos saludamos, yo sigo y comienzo a bajarme el cierre de la chaqueta, el calor al interior es sofocante, llevo como 200cc de sudor, los pisos desde la mitad comienzan a pasar más lentos, deseo que llegue el 61. Una vez arriba, la vista encanta aún más, solo caras felices, en la fila un Bombero llamando a su Mamá para avisarle que lo había logrado, fue su primera vez y, sin duda, quería compartir esa alegría.

Resumen

Es un evento único y permite visibilizar la labor de los Chicos Buenos, agradecemos la invitación de Reebok para vivir la experiencia. Si desean conocer más del proyecto podrán hacerlo en la web: http://www.heroesdecorazon.cl

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.