Con la emoción a flor de piel

Mi semana no comenzó para nada fácil. Los trabajos agendados con anterioridad no me dieron más alternativa que madrugar y recorrer los kilómetros que no iba a conseguir realizar con el resto del equipo. Fueron 12 kilómetros en total, en medio de la tranquilidad que el Parque Araucano me proporcionó a las 6 am.

Mis piernas definitivamente me traicionan. El tener que trabajar en tacos constantemente y por largas horas me genera un desgaste a nivel articular importante. Debido a esto, no tuve otra opción que someterme a una intervención que me dejó inhabilitada para correr el día miércoles. Sin embargo, sí pude realizar trabajos específicos cardiovasculares a cargo de Mauro. Gracias a su dirección, me sentí bastante mejor y no consideré este día perdido, al contrario.

Ya lo he mencionado con anterioridad. Cuando el físico no responde de la forma que esperamos, surge una energía indescriptible desde el corazón. Eso es lo que precisamente ocurrió el día jueves. La actividad de reconocimiento de Corro por Tí fue programada en el momento preciso, cuando más la necesitaba. Sin duda, una inyección de ánimo y motivación.

Tuve el honor de participar como animadora de la actividad, donde los niños de la Fundación Umano conocerían a quienes correrían la maratón por ellos. La energía y emoción contenida en el restorán Pizza Factory era increíble. El sueño de Matías y la Carola o la chanchi, como le dice cariñosamente, se manifestaba en cada niño. La unión del mundo del deporte y la inclusión era una realidad.

Sin duda, un momento mágico, donde también la presencia de colaboradores clave se hizo presente. Isofrut puso la dulzura con sus frutas deshidratadas, Cecinas San Jorge aportó con el sabor de sus productos, Quillayes con la frescura de sus quesos, Viña San Pedro con el encanto de sus vinos. Todo bajo el registro de Victoria Films y el refrescante sabor de CCU, todo unidos para el desafío que nos propuso la Fundación.

La semana culminó con un gran sentido de logro. Alcancé mis primeros 21K bajo la atenta mirada de Benja Maturana, quien me entregó su apoyo y guía durante la jornada. Los dolores desaparecieron y mi músculo más importante, el corazón, se encuentra más fuerte que nunca. Luego de 28 días de entrenamiento, al fin me siento capaz de lograr mis objetivos. 

Gabriela Dallagnol
www.gabrieladallagnol.com
Instagram: @gabidall

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *