Catarpe Atacama Trail: Correr en Superficie Marciana

El Catarpe Atacama Trail, evento que se realizó los pasados 11 y 12 de noviembre en la comuna de Catarpe, localidad aledaña a San Pedro de Atacama, fue una experiencia que sin duda los amantes de la aventura, los desafíos extremos y paisajes únicos no nos podíamos perder.

Con sus diferentes distancias, 3km, 10km, 25km y los asombrosos 60km dividido en dos partes (35km el día sábado y 25km el día domingo) dejó asombrados a los alrededor de 70 atletas que nos motivamos con este tremendo reto. Atreviéndome a decir que todos y cada uno lo disfrutó inmensamente y se maravilló con los parajes únicos del desierto de Atacama ( el más árido del Mundo).

A pesar del acceso remoto, las condiciones climáticas y del terreno rural la carrera contó con una excelente organización por parte de sus productores: Triatletas.cl y Left Hand del Atacama Challenger de MTB, quienes se lucieron con la logística y realización del evento, dejándonos a todos impactados con una travesía intensa, desafiante y mística a través de paisajes que te hacen imaginar que estuvieras en otro planeta. De hecho, seguramente, para los más fantasiosos como yo, es fácil creer que te has transportado a la superficie marciana, corriendo entre cráteres y cañones con formas y colores sinigual, para luego salir a valles escondidos dónde alguna vez se asentaron civilizaciones originarias en tiempos remotos.

Los circuitos se definieron en lo que comprende la famosa Garganta del Diablo, pasando por la Iglesia de Catarpe y el Río San Pedro, en sus versiones más cortas; y adhiriendo El Túnel de los Altos de Catarpe, la Piedra de la Coca y el Llano de la Paciencia en su versión full, circuitos dónde los atletas nos vimos enfrentados a una aventura única, sólo para valientes, que definitivamente valió la pena y el esfuerzo.

Sin duda, el Catarpe Atacama Trail es una carrera en la cual da gusto competir y así aportar a que la comunidad amante de retos extremos del trail y amplíe sus horizontes a localidades remotas y únicas en belleza y dificultad. Por lo que espero que en su futuras versiones seamos muchos más los que nos sumemos a este desafío.

Por otra parte, y para concluir, queda sacarse el sombrero con los productores quienes trabajan en conjunto con la comunidad local, fomentando el turismo, cultura, ecología y educación, siendo un evento deportivo ejemplar en Sudamérica.

Camila Kuljis

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *