Budapest es FINA

El paso por al capital de Hungría coincidió con el Mundial de Natación (FINA), al llegar y tomar metro, aparecía mucha gente con sus caras pintadas, propio en Sudamérica de partidos de fútbol cuando se juega algo importante, en este caso, durante las 2 últimas semanas de julio se desarrolló el Campeonato Mundial de Natación, y eso la ciudad lo tenía muy claro.

Una vez instalado en el Hostel de turno, salgo a caminar para reconocer la zona, creo camine fácil 10 kilómetros, no podía detenerme, a un par de cuadras aparecía otra cosa que deseaba ver y me decía, mañana debo pasar por acá!

Pensaba en el clásico de ciudades Europeas ( Venecia, París, Londres) y no veo por qué una ciudad como Budapest estaría fuera de las ciudades a conocer, al correrla, sentía que su casco histórico es bastante más amplio que lo que podría entenderse en Sudamérica en esa lógica, toda la ciudad tiene una historia que contar.

Si bien, la ciudad tiene su maraton hace años y es más bien plano, uno de los atractivos está en sus desniveles, una hermosa ciudadela puede ser recorrida a poco subir sin mayor esfuerzo y no te das que hacer una interminable para subir por un funicular que te dejará unos 300 metros más arriba.

Como buena ciudad turística, los tours están operando desde muy temprano, en uno de sus puentes principales se hace difícil caminar al medio día, imagínate lo que es correr, grupos de turistas con un guia, otro grupo en bicicleta y claro, quienes andan por su cuenta hacen el tránsito complicado, por ello, decidí hacer esa ruta más temprano. Evitando así, el calor potencial que podría hacer a eso del medio día en la ciudad.

07:30 am y yo saliendo al trote turístico, el clima me acompaña y esta perfecto, directamente me voy a bordear el río y el primer objetivo es ir a la ciudadela que el día anterior me había dejado impresionado, en poco más de 4K ya estoy arriba para tomar un par de fotos, y disfrutar la vista sin gente. Luego a disfrutar la ciudadela en su esplendor, monumentos, Iglesias, turistas, comienzan a aparecer y son recién las 8 de la mañana, me topo con 4 grupos con sus respectivos guías, 3 de esos grupos son asiáticos.

Al bajar de esa zona decido retornar por el otro lado del río y cruzar por otro puente más cercano al hostal, en eso me doy cuenta que estoy pasando por una isla que está en el río y en la cual se desarrollan algunas disciplinas del FINA, se ve movimiento previo para comenzar el día del mundial, corredores y bicicletas entrenando, ya sé donde vendré en la tarde a ver algunas disciplinas del FINA.

Hace sus buenos días que no podía hacer un kilometraje más largo, salieron finalmente 15k recorriendo gran parte del corazón de Budapest y el trote urbano se da por concluido.

En resumen, la ciudad te hace senti muy cómodo como corredor, tienes servicios higiénicos en la ruta, expendedores de agua y gente muy dispuesta a ayudar…es decir, una ciudad amable!

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *