Bolivia y su Choro Trail

Cuando llegas a La Paz, capital de Bolivia tu cabeza “explota”, el Aeropuerto está ubicado en la zona alta de la ciudad y a 4.000 msnm, nada despreciable si la altura no es lo tuyo, la ciudad es simple, previamente había leído que la capital de Bolivia era como la Nueva Delhi de Sudamérica y tiene algo de eso, es una ciudad caótica, pero ordenada, con zonas muy definidas para turistas y demasiada información para hacer en estilo trekking, pero claro, no vine a eso, quiero correr!

Muchos de los tour suenan muy atractivos, “El camino de la muerte” es un clásico para hacerlo en mtb, tu solo pagas unos US$100, otra de las alternativas que te ofrecen en esta línea es el Choro Trail, una ruta de unos 70k que los haces en 3 días y 2 noches. La distancia me pareció de lo más atractiva ,pero claro no estaba dispuesto a tomarme 3 días para hacerla, creo que es perfectamente realizable en un día.

La información que entregan en la oficina de turismo como en los tour operadores es que es una ruta que debes hacer en compañía de un guía, quedo algo frustrado con estas noticias, pero aún no descarto hacerla solo. Tiempo atrás había leido un articulo de dispositivos para portar cuando practicas deporte y pensé en algunas app que podrían ayudarme a ir solo.

Me consigo toda la información disponible del Parque Nacional y Área Natural de Cotopata, que es donde está inserto el Choro Trail, hablando con un par de locales me señalan que perfectamente la ruta se puede hacer en 2 días, vuelve el ánimo a mi objetivo, aún no logro entender como no se puede hacer un 70k en un solo día, todavía tengo más dudas que certezas. Al extender la búsqueda a internet veo que la distancia en realidad es de 54k, la que encontré precisa, con esto decidí que debería ser posible hacerla y tomar como referencia esta ruta.

Son las 04:30 de la mañana y pretendo estar a las 07:30 am en Villa Fátima puerta de entrada al Parque, los minibuses salen desde el terminal de buses y puedes tomar cualquiera que se dirija a Coroico, luego de un trayecto de una hora aproximadamente, el minibus se detiene en medio de la nada y me señala una caseta a unos 500 metros de la carretera.

Villa Fatima está a unos 4600 msnm y no es el punto más alto de ese sector, debo llegar hasta los 4866 msnm, son las 06:45 de la mañana y estoy algo “adormilado”, me imagino debe ser la altura, me registro en la caseta, el guardaparque me pregunta la ruta, le digo que llegaré al Chairo, me dice que no cree que lo haga, pero bueno, yo estoy concentrado en hacerlo.

El panton terracota es la principal escena desde los 4866 msnm que es donde me encuentro, me detengo a contemplar, no se si por la falta de aire que todavía me tiene mas lento que de costumbre, avanzó unos 200 metros y se abre un Valle hermoso, pero está abajo y pienso cómo es que bajaré ahí, la duda se resuelve inmediatamente, comienza un sendero en zigzag muy parecido a los que puedes encontrar en las zonas más antiguas en Camino de Santiago, pero con un desnivel negativo intenso!

Samaña Pampa, es el primer punto de chequeo, donde debo registrarme, tengo la posibilidad de comprar algunas cosas en un pequeño almacén, es una zona donde también se puede armar carpa. Este primer tramo se disfruta demasiado, voy mirando todo, en comó el camino ten encajona, lo rápido que bajas en altura, todo llama la atención, saludos a los primeros lugareños, todos muy amables responden al saludo. En los próximos kilómetros me pregunto de como se mantiene tan bien el camino de piedras, claro esta ruta es parte de la ruta del Inca, pero de inmediato pienso lo mal que están otras rutas que tienen bastante menos años de construida.

Chucura es el poblado siguiente, desde Samaña Pampa es prácticamente bajada, puedes bajar rápido, nunca tanto claro, como para perderte de disfrutar el paisaje, el pueblo tiene una escuela grande, me pregunto cómo se llena de niños que no veo, nuevo registro y un aporte para la comunidad de $20 bolivianos. Salgo del pueblo y nuevamente viene otra bajada a la quebrada, esta vez para llegar bajo un manto de nubes, las mismas piedras del camino ahora están húmedas y es más riesgoso ir rápido, debo evitar caídas o torceduras de pie, no hay margen para un esguince de tobillo, con suerte podrían sacarme en caballo de acá.

Luego de un par de kilómetros aparece un Villorrio al otro lado de un puente colgante, es Callapampa, se nota que es una zona donde también puedes acampar, al cruzar el río la ruta se ve que continua bordeando, pero en subida, sigo de largo, luego de unos kilómetros puedes detenerte a escuchar la montaña, y especular hacia dónde te lleva la ruta, al costado del  camino veo una animita, todo indica que hay una persona enterrada, claro, pienso no vi nunca un cementerio, seguro los entierran en la misma zona de la comunidad.

La temperatura comienza a sentirse, llevo un par de horas en la ruta y voy reponiendo agua en las distintas caídas de agua que se encuentran en la ruta, algunas son un hilo, otras son más grandes, nuevamente se pone algo complejo el camino, al bordear el río, algunas piedras tienen musgo en ellas y se ponen aún más resbalosas, se cruza nuevamente el río por un puente colgante y comienza una trepada. Poco antes de este cruce paso por el siguiente Villorrio, se llama El Choro, veo a la distancia que existe un almacén, sueño con una cerveza helada, al llegar me doy cuenta que está cerrado. Dios! A seguir por el próximo poblado, en cuanto comienza la trepada, me encuentro con una escalera interminable de piedra, me siento en Indiana Jones, raíces de árboles cayendo a la ruta en una escalera añosa, por fin llegó a un plano, falso plano para ser exacto, se encuentran un par de zonas donde puedes descansar y encontrar buenos lugares para disfrutar del paisaje y reconocer que estas en medio de la nada; Buena Vista, San Francisco, son fantásticos lugares para descansar, ojo, no son ni cerca un refugio europeo en medio de la montaña, pero algo es algo, puedes comprar una Coca Cola por ejemplo, o proveerte de lagunas bananas.

Sandillani es, tal vez, el lugar más conocido de la ruta, se hizo conocido por un Japonés ermitaño que orientaba a quienes pasaban, más bien perdidos por aquella ruta, y claro hacía trueques con estos exploradores, hoy vive una familia que logró satisfacer una necesidad que tenía hace varias horas, una cerveza fría! Ahora queda lo más fácil, una larga bajada, a la distancia se observan algunas casas al borde del río, no tengo idea si es el fin de la ruta o no, pero debería ser, metros antes me topo con un cartel del Parque Nacional Cotapata y el nuevo Villorrio es El Chairo, recuerdo que comí una sopa del mismo nombre días atrás.

Consideraciones, la ruta tiene un poco mas de 50k, me tomo un poco menos de 9 horas completarla, confirmó que se puede recorrer sola y solo necesitas las ganas, no es una ruta muy transitada para correr, creo que fui el único en hacerlo en mucho tiempo, pensé que sería increíble una carrera en la misma ruta, estoy seguro que estaría lleno de extranjeros. Como salir del Chairo? Bueno, tuve que arrendar una Van que me llevará a un punto intermedio para tomar un nuevo bus a Coroico, pueblo donde podré hacer una conexión a La Paz, el trayecto de retorno es con una sonrisa, estoy cansado, pero feliz.

468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.