Alpinultras: Canfranc-Canfranc Épica

Del otro lado del mundo, en España se vivió una nueva versión del circuito Alpinultras, y la Canfranc-Canfranc logró resolver las problemáticas condiciones de tiempo con 200 voluntarios que atendieron a 500 corredores en la 11 versión de la Canfranc-Canfranc, las condiciones climáticas complejas; lluvia, granizo y nevadas en las cotas altas de la prueba pusieron en dificultad a los competidores de la única carrera de montaña que con solo 100k, entrega 6 puntos ITRA para UTMB. En sus 100k tiene un D+8848.

Ante esto, tan solo un centenar de corredores tomaron finalmente la salida dispuestos a afrontar una edición especialmente exigente. La lluvia dio tregua durante gran parte de la noche para empezar a caer con fuerza al amanecer sobre los corredores. Progresivamente las condiciones fueron empeorando con la aparición de fuerte granizo para finalmente acabar bajando la temperatura y nevando de manera copiosa en los altos. Ante esta situación, el trabajo de cada voluntario se multiplicó para mantener al pelotón seguro y bien apoyado. Así, el equipo formado por Protección Civil de Jacetania, Ejercito de Tierra (Escuela Militar de Alta Montaña de Candanchu) y voluntarios locales, dieron lo mejor de sí mismos para ayudar a los corredores. Horas y horas de noche refugiados en una tienda de campaña, rodeados por la nieve y frío intenso como Encarna y sus compañeros voluntarios en La Raca, o los equipos de Loma Verde, Ibón de Truchas o Collado de Estiviellas entre otros, que llegaron a quedarse bloqueados por la nieve y no poder ser evacuados hasta media mañana. Titánico esfuerzo el suyo, posible dado ese especial carácter de la gente de la tierra, que aúna una dureza y resistencia en la adversidad, con una amabilidad y hospitalidad excelsa. La evaluación de los corredores en meta era unánime, agradeciendo y ensalzando su labor.

Neutralizacion por seguridad: Sobre las 21 horas la organización decidió neutralizar la carrera, dado que todos los corredores restantes afrontarían la noche en unas condiciones extremas de niebla cerrada y nieve profunda recién caída. Tan solo los treinta corredores más rápidos consiguieron evitar la neutralización y recorrer los 93 kilómetros hasta meta previstos. La evacuación de todo el resto del pelotón se produjo de forma progresiva desde los puntos de refugio asignados. Así pues, todos han estado presentes en el pabellón de Canfranc a las 13h, para la comida de clausura entre corredores, organización y voluntarios a la que precede la entrega de premios.

La Próxima cita de Alpinultras es en Escocia el próximo 7 de octubre, Ultra Trail Scotland tendrá un exigente recorrido de 71.5k y un desnivel de D+5000, discurriendo por algunas de las más hermosas y desafiantes crestas de Escocia, con gran exigencia técnica.

468 ad

1 Comment

  1. Gracias por hacerse eco de la #Canfrancalpinultras! Una de las grandes carreras de Europa, por dureza, belleza y tradición, tras once ediciones ya. Este 2017 contamos con varios corredores desde América: Guatemala, Peru, etc… Ojalá en 2018 podamos ver tambien una sonrisa chilena en la meta 🙂

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *